No items found.
Jenifer Barrero Giraldo 2019

Hace un tiempo en los Estados Unidos se evidenció una gran problemática, donde no hay una política pública clara en cuanto al tema de adopción de niños extranjeros, por tal razón una pareja de estadounidenses puede ir a cualquier lugar del mundo para adoptar a un niño o niña y llevárselo a su hogar y de esta manera brindarle amor, protección, apoyo económico y psicológico.

Pero esto no se está manejando de esta manera, ya que una vez que se encuentran en los Estados Unidos estos “padres” adoptivos pueden ingresar a una página web y si no se sienten “cómodos” con el niño o niña que adoptaron, le toman una foto y la suben a una red y/o página de adopción para que las personas que están interesadas en adoptar, puedan ver la foto con una pequeña descripción de su personalidad y así tomarlo en adopción.

Es decir, es como si tú ingresaras a mercado libre, buscaras un producto de tu interés, lo compras y confirmas con el vendedor el día y la hora de entregas, así mismo es ingresar a esta red y adoptar un niño o niña, y si no les encuentran familias o personas que los quieran adoptar les pagan una institución educativa como un “campamento” o  “internado” para que se queden allí hasta que cumplan su mayoría de edad y puedan ser independientes.

¿Cómo se sentirá un niño o niña que sacan de su arraigo, de su país, de su cultura  y llega a un país diferente con idioma diferente, personas desconocidas y que no saben con qué realidad se van a enfrentar?

La adopción de un ser vivo debe hacerse con responsabilidad, entender que es una vida, que es una persona que siente, que puede tener muchos miedos lo cual es normal y por eso le es difícil adaptarse a un nuevo entorno, para que un adulto decida entregárselo a otra familia y exponerlo a muchas situaciones de alto riesgo porque no hay un seguimiento para saber si está en buenas manos o en manos de criminales, como si cambiaras el producto que no cumple tus expectativas o simplemente lo desecharas como un peluche que no funciona.

El daño físico, mental y psicológico que ese niño o niña puede estar sufriendo es irreversible puesto que hay familias que adoptan niños para explotarlos y abusarlos de muchas maneras…

Debería haber una política pública a nivel mundial que sea responsable, donde se les haga un acompañamiento por parte de las agencias y/o personas que se encargan de entregar los niños en adopción a estas familias, donde haya profesionales que sepan cómo orientar a estas personas y puedan resolver sus conflictos e inquietudes de forma efectiva demostrando y mostrando que tienen en muy buenas condiciones a sus hijos adoptivos, que se les permita seguir en contacto con personas de su cultura, para que no pierda su esencia y no olviden sus raíces, todos ellos merecen saber de dónde vienen para que se sientan seguros de sí mismos y puedan afrontar sus problemas de forma positiva, porque los únicos y más perjudicados siempre van a ser estos niños.

Si los padres adoptivos se rinden en la primer discusión o problema que tengan y lo abandonan, esta persona va a seguir cultivando sus inseguridades y le va ser más difícil tener amor propio y el amor propio, en una persona es  fundamental, esto va a ser que le sea más fácil afrontar los problemas y posiblemente le será muy difícil caer en las drogas, en depresión, suicidio, malas amistades etc.


Es muy importante que nos comportemos como adultos y dejemos de echarle la responsabilidad y la culpa de nuestras decisiones a otros, solucionemos nuestros problemas de forma madura, que no afecte a ninguna de las personas que estén involucradas en el “problema. Si tomas una decisión es porque eres capaz de afrontar tu realidad y estas en toda la capacidad de hacer las cosas bien de esta forma no tendrás ningún tipo de arrepentimiento a futuro y serás una persona feliz.

Vídeo complementario


“Adopción Desechable”

June 14, 2019
Columna
por:
No items found.

Galería

No items found.
Jenifer Barrero Giraldo 2019

Hace un tiempo en los Estados Unidos se evidenció una gran problemática, donde no hay una política pública clara en cuanto al tema de adopción de niños extranjeros, por tal razón una pareja de estadounidenses puede ir a cualquier lugar del mundo para adoptar a un niño o niña y llevárselo a su hogar y de esta manera brindarle amor, protección, apoyo económico y psicológico.

Pero esto no se está manejando de esta manera, ya que una vez que se encuentran en los Estados Unidos estos “padres” adoptivos pueden ingresar a una página web y si no se sienten “cómodos” con el niño o niña que adoptaron, le toman una foto y la suben a una red y/o página de adopción para que las personas que están interesadas en adoptar, puedan ver la foto con una pequeña descripción de su personalidad y así tomarlo en adopción.

Es decir, es como si tú ingresaras a mercado libre, buscaras un producto de tu interés, lo compras y confirmas con el vendedor el día y la hora de entregas, así mismo es ingresar a esta red y adoptar un niño o niña, y si no les encuentran familias o personas que los quieran adoptar les pagan una institución educativa como un “campamento” o  “internado” para que se queden allí hasta que cumplan su mayoría de edad y puedan ser independientes.

¿Cómo se sentirá un niño o niña que sacan de su arraigo, de su país, de su cultura  y llega a un país diferente con idioma diferente, personas desconocidas y que no saben con qué realidad se van a enfrentar?

La adopción de un ser vivo debe hacerse con responsabilidad, entender que es una vida, que es una persona que siente, que puede tener muchos miedos lo cual es normal y por eso le es difícil adaptarse a un nuevo entorno, para que un adulto decida entregárselo a otra familia y exponerlo a muchas situaciones de alto riesgo porque no hay un seguimiento para saber si está en buenas manos o en manos de criminales, como si cambiaras el producto que no cumple tus expectativas o simplemente lo desecharas como un peluche que no funciona.

El daño físico, mental y psicológico que ese niño o niña puede estar sufriendo es irreversible puesto que hay familias que adoptan niños para explotarlos y abusarlos de muchas maneras…

Debería haber una política pública a nivel mundial que sea responsable, donde se les haga un acompañamiento por parte de las agencias y/o personas que se encargan de entregar los niños en adopción a estas familias, donde haya profesionales que sepan cómo orientar a estas personas y puedan resolver sus conflictos e inquietudes de forma efectiva demostrando y mostrando que tienen en muy buenas condiciones a sus hijos adoptivos, que se les permita seguir en contacto con personas de su cultura, para que no pierda su esencia y no olviden sus raíces, todos ellos merecen saber de dónde vienen para que se sientan seguros de sí mismos y puedan afrontar sus problemas de forma positiva, porque los únicos y más perjudicados siempre van a ser estos niños.

Si los padres adoptivos se rinden en la primer discusión o problema que tengan y lo abandonan, esta persona va a seguir cultivando sus inseguridades y le va ser más difícil tener amor propio y el amor propio, en una persona es  fundamental, esto va a ser que le sea más fácil afrontar los problemas y posiblemente le será muy difícil caer en las drogas, en depresión, suicidio, malas amistades etc.


Es muy importante que nos comportemos como adultos y dejemos de echarle la responsabilidad y la culpa de nuestras decisiones a otros, solucionemos nuestros problemas de forma madura, que no afecte a ninguna de las personas que estén involucradas en el “problema. Si tomas una decisión es porque eres capaz de afrontar tu realidad y estas en toda la capacidad de hacer las cosas bien de esta forma no tendrás ningún tipo de arrepentimiento a futuro y serás una persona feliz.

Vídeo complementario


Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba