El Vogue: Una Danza para la Resistencia LGTBIQ+

May 15, 2021
Columna
por:
No items found.
Foto por: Cottombro

“Y, ¿qué haremos? ¿Bailar? Sí, agitando nuestro espíritu, esa fuerza de orgullo que se niega a moldearse a la falsedad de una sociedad que glorifica lo normal, y ejecutando acrobacias corpóreas al ritmo de un canto de libertad y hermandad que celebra lo que realmente todos somos: seres humanos. Así que, viste tu mejor look, estira tus músculos (y mente) y... Strike a pose!” (Enrique Torres, Revista Vogue)


Originado en los salones de baile de Nueva York en los años 80, concebido por las comunidades negras y latinas Quuer, El Vogue o Vouguing es un baile de la cultura ballroom que ha llegado a Latinoamerica para convertirse en un movimiento social con el que se puede generar conciencia y crear resistencia frente a la discriminación LGTBIQ+


Para muchos su nombre se debe a la canción vogue de Madona y para otros, este baile está inspirado en la revista Vogue como una imitación a las poses de las modelos que aparecían en esta, lo cierto es que es un danza cultural comúnmente realizada por gays, trans y quuer, que empezó siendo simplemente un baile diferente pero que se ha convertido en una forma de contar historias a través del cuerpo, es estilizado y adopta gestos muy femeninos que también se asocian a la gimnasia y al ballet, se caracteriza por tener movimientos de brazos, piernas y en general todo el cuerpo, y la flexibilidad es muy importante, pues su principal objetivo es la libertad de expresión y sentirse identificado con cualquier rol. 


Sus pasos han evolucionado a través del tiempo, mientras que, en los años 80, sus movimientos eran más cerrados y estáticos, en la actualidad cada vez son más dramáticos y fluidos, incluyen saltos, taconeos y pasarelas que hacen ver aún más estilizado el baile. Dentro de sus estilos más practicados están:


Old Way: Este estilo es muy simétrico, aquí se inspiran en los jeroglíficos egipcios para crear movimientos de precisión formando líneas rectas. 


New Way: Sus movimientos son rígidos pero los bailarines deben tener mucha flexibilidad, este estilo está inspirado en la mímica y la imaginación de poder hacer figuras con el cuerpo.  


Vogue Femme: Es el estilo más extremo del baile, sus movimientos son un poco más femeninos y exagerados, se basan principalmente en la danza moderna y dentro de este estilo se encuentran también Dramatics y Soft Style cuyos movimientos son más elegantes y atractivos, 



El voguing ha traspasado aquellos salones de Nueva York para convertirse en una forma de protesta para la comunidad LGTBIQ+ en todo el mundo, pues actualmente se ha vuelto muy común ver estos bailes en espacios públicos de las ciudades, permitiendo así que en los países donde los derechos de esta comunidad no son tenidos en cuenta, haya espacios para que estos grupos se reúnan y puedan expresarse libremente. 


En el año 2016 un grupo de voguers en Londres, decidió bailar en homenaje a las victimas de la masacre en el club nocturno Pulse de Orlando Florida en Estados Unidos. 


En México se exhibe la exposición “Elements of Vogue” que busca contar la historia de los movimientos que surgen a partir de tantas injusticias y discriminación frente a las minorías Quuer que cuyo objetivo es ser reconocidos como miembros de la comunidad LGTBIQ+, luchar con los estereotipos, el VIH y la libertad de expresión, esto lo hacen por medio de la belleza de sus cuerpos y sus bailes como una forma diferente de protestar.



El Vogue en Colombia. 


Hace varios meses, se hizo viral en redes sociales un video de tres jóvenes bailando “guaracha” en las instalaciones de Transmilenio en Bogotá, muchas personas criticaron el video por pensar que era alguna parodia o burla, sin embargo estos tres jóvenes aclararon para una entrevista del periodico El tiempo, que querían dar a conocer este baile como un espacio para la comunidad LGTBIQ+ en un mundo de tanta discriminación, sin embargo y a pesar de que en Bogotá existen academias donde enseñan a bailar Vogue, fue a partir de la viralidad que tuvo este video, que se empezó a conocer un poco más sobre el significado de esta danza. 


Piisciis, Neni Nova y Axid son tres jóvenes no binarios que pertenecen a la comunidad LGTBIQ+, por estos días han dado mucho de que hablar, pues inicialmente protagonizaron el video de Transmilenio y luego de esto, en las protestas que iniciaron el 28 de abril, utilizaron el baile Vogue para unirse a las marchas con sus movimientos exagerados, femeninos y muy contagiosos, precisamente para mostrar el apoyo y participación de la comunidad en estos espacios donde todos tienen los mismos derechos. 


A partir de estos sucesos, muchas personas están conociendo el Vogue, no solo como una danza artística o propia de la comunidad LGTBIQ+ si no como un mecanismo de resistencia y una manera diferente de pedir al mundo más amor, más inclusión, más respeto y más libertad.

El Vogue: Una Danza para la Resistencia LGTBIQ+

Columna
por:
No items found.
May 15, 2021

Galería

No items found.
Foto por: Cottombro

“Y, ¿qué haremos? ¿Bailar? Sí, agitando nuestro espíritu, esa fuerza de orgullo que se niega a moldearse a la falsedad de una sociedad que glorifica lo normal, y ejecutando acrobacias corpóreas al ritmo de un canto de libertad y hermandad que celebra lo que realmente todos somos: seres humanos. Así que, viste tu mejor look, estira tus músculos (y mente) y... Strike a pose!” (Enrique Torres, Revista Vogue)


Originado en los salones de baile de Nueva York en los años 80, concebido por las comunidades negras y latinas Quuer, El Vogue o Vouguing es un baile de la cultura ballroom que ha llegado a Latinoamerica para convertirse en un movimiento social con el que se puede generar conciencia y crear resistencia frente a la discriminación LGTBIQ+


Para muchos su nombre se debe a la canción vogue de Madona y para otros, este baile está inspirado en la revista Vogue como una imitación a las poses de las modelos que aparecían en esta, lo cierto es que es un danza cultural comúnmente realizada por gays, trans y quuer, que empezó siendo simplemente un baile diferente pero que se ha convertido en una forma de contar historias a través del cuerpo, es estilizado y adopta gestos muy femeninos que también se asocian a la gimnasia y al ballet, se caracteriza por tener movimientos de brazos, piernas y en general todo el cuerpo, y la flexibilidad es muy importante, pues su principal objetivo es la libertad de expresión y sentirse identificado con cualquier rol. 


Sus pasos han evolucionado a través del tiempo, mientras que, en los años 80, sus movimientos eran más cerrados y estáticos, en la actualidad cada vez son más dramáticos y fluidos, incluyen saltos, taconeos y pasarelas que hacen ver aún más estilizado el baile. Dentro de sus estilos más practicados están:


Old Way: Este estilo es muy simétrico, aquí se inspiran en los jeroglíficos egipcios para crear movimientos de precisión formando líneas rectas. 


New Way: Sus movimientos son rígidos pero los bailarines deben tener mucha flexibilidad, este estilo está inspirado en la mímica y la imaginación de poder hacer figuras con el cuerpo.  


Vogue Femme: Es el estilo más extremo del baile, sus movimientos son un poco más femeninos y exagerados, se basan principalmente en la danza moderna y dentro de este estilo se encuentran también Dramatics y Soft Style cuyos movimientos son más elegantes y atractivos, 



El voguing ha traspasado aquellos salones de Nueva York para convertirse en una forma de protesta para la comunidad LGTBIQ+ en todo el mundo, pues actualmente se ha vuelto muy común ver estos bailes en espacios públicos de las ciudades, permitiendo así que en los países donde los derechos de esta comunidad no son tenidos en cuenta, haya espacios para que estos grupos se reúnan y puedan expresarse libremente. 


En el año 2016 un grupo de voguers en Londres, decidió bailar en homenaje a las victimas de la masacre en el club nocturno Pulse de Orlando Florida en Estados Unidos. 


En México se exhibe la exposición “Elements of Vogue” que busca contar la historia de los movimientos que surgen a partir de tantas injusticias y discriminación frente a las minorías Quuer que cuyo objetivo es ser reconocidos como miembros de la comunidad LGTBIQ+, luchar con los estereotipos, el VIH y la libertad de expresión, esto lo hacen por medio de la belleza de sus cuerpos y sus bailes como una forma diferente de protestar.



El Vogue en Colombia. 


Hace varios meses, se hizo viral en redes sociales un video de tres jóvenes bailando “guaracha” en las instalaciones de Transmilenio en Bogotá, muchas personas criticaron el video por pensar que era alguna parodia o burla, sin embargo estos tres jóvenes aclararon para una entrevista del periodico El tiempo, que querían dar a conocer este baile como un espacio para la comunidad LGTBIQ+ en un mundo de tanta discriminación, sin embargo y a pesar de que en Bogotá existen academias donde enseñan a bailar Vogue, fue a partir de la viralidad que tuvo este video, que se empezó a conocer un poco más sobre el significado de esta danza. 


Piisciis, Neni Nova y Axid son tres jóvenes no binarios que pertenecen a la comunidad LGTBIQ+, por estos días han dado mucho de que hablar, pues inicialmente protagonizaron el video de Transmilenio y luego de esto, en las protestas que iniciaron el 28 de abril, utilizaron el baile Vogue para unirse a las marchas con sus movimientos exagerados, femeninos y muy contagiosos, precisamente para mostrar el apoyo y participación de la comunidad en estos espacios donde todos tienen los mismos derechos. 


A partir de estos sucesos, muchas personas están conociendo el Vogue, no solo como una danza artística o propia de la comunidad LGTBIQ+ si no como un mecanismo de resistencia y una manera diferente de pedir al mundo más amor, más inclusión, más respeto y más libertad.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Arriba