#Me Too Llega a Premio Nobel Centroamericano

June 9, 2019
Columna
por:
Mihai Surdu

En los últimos dos años, el movimiento #MeToo en Estados Unidos o el #MiraComoNosPonemos en Argentina han desencadenado una ola de denuncias en el continente contra figuras públicas, tanto del cine como de la política. En conmemoración del mes internacional de la lucha contra la violencia contra la mujer y la desigualdad de género, se presentará un recuento de los sucesos más recientes sobre la fortalecida lucha contra la impunidad que ha puesto en jaque a los personajes más importantes de la Región.


El movimiento #MeToo, se gestó a partir del 15 de octubre de 2017 en twitter, a raíz de las más de 80 acusaciones contra el productor Harvey Wenstein por abuso sexual. Esta denuncia, impulsó a más mujeres a presentar acciones contra figuras públicas del medio que vivían en la impunidad. Por ejemplo, el comediante Bill Cosby fue condenado por el Juzgado de Pensylvania a 3-10 años de prisión por abuso sexual, y actualmente espera audiencia por 3 casos de violación, de 75 denuncias que se han realizado en su contra. A raíz, esta situación aproximadamente 300 actrices de Hollywood firmaron una carta publicada por el New York Times denominada Time´s Up, denunciando la problemática generalizada sufrida por el gremio a manos de grandes productores y personalidades del medio.


Las activistas detrás de #MeToo, resaltan que “muchas de nosotras somos sobrevivientes también de este tipo de violencia, así que empoderar a las mujeres a través de la empatía es parte del proceso de sanación”. Por lo que, el movimiento se ha encargado de realizar una base de datos de las organizaciones locales y nacionales encargadas de dar servicios a las sobrevivientes de abusos y violación sexual y brindar un espacio para que las mujeres compartan sus historias.


En Latinoamérica, a raíz de la denuncia penal por violación de la actriz argentina, Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés, por los hechos ocurridos en 2009 inició una ola de denuncias y el movimiento de #MiraComoNosPonemos en Argentina, precedido por otros como #NoNosCallamosMás y #NiUnaMenos. Sobre lo anterior, Fardín agregó que el hecho de que otras mujeres, como Calu Rivero, Ana Coacci y Natalia Juncos denunciaran al actor, la impulsó a hacer público su caso y el 8 de diciembre de 2018 presentó la denuncia penal en Nicaragua, a donde ocurrieron los hechos. En el ámbito político, este movimiento también tuvo influencia en las denuncias presentadas contra el senador Juan Carlos Marino por acoso y abuso sexual.  

Recientemente, #MeToo adquirió fuerza en Costa Rica por las denuncias de abuso sexual y violación contra el ex mandatario y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias Sánchez. La primera denuncia fue presentada por una médica y activista por el desarme nuclear. Posteriormente, denunciaron las periodistas Nono Antillon, y Emma Daly, directora de comunicación de Human Rights Watch. Además, se han publicado y sumado a las anteriores denuncias, una serie de testimonios de mujeres que han sufrido acoso por parte del expresidente.

Con las anteriores denuncias, se refuerza el clima de cero tolerancia a la violencia sexual e impunidad en la Región y se empodera a las mujeres que han sufrido de actos similares para denunciar y con esto evitar que hechos así vuelvan a ocurrir. Como señaló Larissa Arroyo, Directora de la Asociación Ciudadana ACCEDER:

La valentía de esta mujer para interponer la denuncia, definitivamente va a tener un efecto importante en la sociedad, ya que alguna mujer agredida podría pensar, si Óscar Arias fue denunciado, por qué yo no puedo hacerlo.

Se debe considerar que históricamente hemos construido una imagen concreta y precisa de qué es una violación que dista de ser amplia. La estrechez de su definición impide que muchas de las experiencias traumáticas sufridas por las mujeres entren en su molde, sean denunciadas y como consecuencia, queden en total impunidad.

Lo anterior se ve traducido en que los propios agresores rara vez reconocen su actuar como una violación. Estas denuncias vienen acompañadas de otros riesgos que son utilizados por los agresores a su favor. Entre estos la falta de comprensión en el análisis de prueba, la utilización de estereotipos de género para la exoneración de la responsabilidad de los acusados y la presentación de denuncias por calumnia o difamación.

Con este tipo de denuncias se promueve la discusión y la deconstrucción del concepto de violación y consentimiento tradicional para que se proteja adecuadamente a las mujeres de este tipo de actos y puedan recibir justicia. Se debe hilar profundo y reforzar el No es No; que estas denuncias sirvan para fortalecer a otras víctimas a denunciar y generar un clima de apoyo.

Movimientos como los anteriormente mencionados, han creado un acompañamiento y una base de soporte a las mujeres que se enfrenten a los riesgos de denunciar hechos que afectan a las personalidades más influyentes de sus países. Por lo que este tipo de movimientos nos acerca, como dijo Tarana Burke, fundadora del movimiento, a conseguir un mundo libre de violencia sexual.

________________

Referencias

  1. Latin American Post, Un año de #MeToo: Este ha sido su impresionante impacto
  2. Metoomvmt
  3. CNN en Español, 2018, el año del #MeToo en Argentina: tres casos de abuso o acoso sexual que sacudieron al país
  4. La República, Dos mujeres más denuncian a Óscar Arias
  5. Delfino Cr, Caso Arias: empiezan a acumularse las denuncias
  6. Revista Anfibia, ¿Cuántas veces nos quedamos calladas?



#Me Too Llega a Premio Nobel Centroamericano

March 29, 2019
Columna
por:
Mihai Surdu

En los últimos dos años, el movimiento #MeToo en Estados Unidos o el #MiraComoNosPonemos en Argentina han desencadenado una ola de denuncias en el continente contra figuras públicas, tanto del cine como de la política. En conmemoración del mes internacional de la lucha contra la violencia contra la mujer y la desigualdad de género, se presentará un recuento de los sucesos más recientes sobre la fortalecida lucha contra la impunidad que ha puesto en jaque a los personajes más importantes de la Región.


El movimiento #MeToo, se gestó a partir del 15 de octubre de 2017 en twitter, a raíz de las más de 80 acusaciones contra el productor Harvey Wenstein por abuso sexual. Esta denuncia, impulsó a más mujeres a presentar acciones contra figuras públicas del medio que vivían en la impunidad. Por ejemplo, el comediante Bill Cosby fue condenado por el Juzgado de Pensylvania a 3-10 años de prisión por abuso sexual, y actualmente espera audiencia por 3 casos de violación, de 75 denuncias que se han realizado en su contra. A raíz, esta situación aproximadamente 300 actrices de Hollywood firmaron una carta publicada por el New York Times denominada Time´s Up, denunciando la problemática generalizada sufrida por el gremio a manos de grandes productores y personalidades del medio.


Las activistas detrás de #MeToo, resaltan que “muchas de nosotras somos sobrevivientes también de este tipo de violencia, así que empoderar a las mujeres a través de la empatía es parte del proceso de sanación”. Por lo que, el movimiento se ha encargado de realizar una base de datos de las organizaciones locales y nacionales encargadas de dar servicios a las sobrevivientes de abusos y violación sexual y brindar un espacio para que las mujeres compartan sus historias.


En Latinoamérica, a raíz de la denuncia penal por violación de la actriz argentina, Thelma Fardín contra el actor Juan Darthés, por los hechos ocurridos en 2009 inició una ola de denuncias y el movimiento de #MiraComoNosPonemos en Argentina, precedido por otros como #NoNosCallamosMás y #NiUnaMenos. Sobre lo anterior, Fardín agregó que el hecho de que otras mujeres, como Calu Rivero, Ana Coacci y Natalia Juncos denunciaran al actor, la impulsó a hacer público su caso y el 8 de diciembre de 2018 presentó la denuncia penal en Nicaragua, a donde ocurrieron los hechos. En el ámbito político, este movimiento también tuvo influencia en las denuncias presentadas contra el senador Juan Carlos Marino por acoso y abuso sexual.  

Recientemente, #MeToo adquirió fuerza en Costa Rica por las denuncias de abuso sexual y violación contra el ex mandatario y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias Sánchez. La primera denuncia fue presentada por una médica y activista por el desarme nuclear. Posteriormente, denunciaron las periodistas Nono Antillon, y Emma Daly, directora de comunicación de Human Rights Watch. Además, se han publicado y sumado a las anteriores denuncias, una serie de testimonios de mujeres que han sufrido acoso por parte del expresidente.

Con las anteriores denuncias, se refuerza el clima de cero tolerancia a la violencia sexual e impunidad en la Región y se empodera a las mujeres que han sufrido de actos similares para denunciar y con esto evitar que hechos así vuelvan a ocurrir. Como señaló Larissa Arroyo, Directora de la Asociación Ciudadana ACCEDER:

La valentía de esta mujer para interponer la denuncia, definitivamente va a tener un efecto importante en la sociedad, ya que alguna mujer agredida podría pensar, si Óscar Arias fue denunciado, por qué yo no puedo hacerlo.

Se debe considerar que históricamente hemos construido una imagen concreta y precisa de qué es una violación que dista de ser amplia. La estrechez de su definición impide que muchas de las experiencias traumáticas sufridas por las mujeres entren en su molde, sean denunciadas y como consecuencia, queden en total impunidad.

Lo anterior se ve traducido en que los propios agresores rara vez reconocen su actuar como una violación. Estas denuncias vienen acompañadas de otros riesgos que son utilizados por los agresores a su favor. Entre estos la falta de comprensión en el análisis de prueba, la utilización de estereotipos de género para la exoneración de la responsabilidad de los acusados y la presentación de denuncias por calumnia o difamación.

Con este tipo de denuncias se promueve la discusión y la deconstrucción del concepto de violación y consentimiento tradicional para que se proteja adecuadamente a las mujeres de este tipo de actos y puedan recibir justicia. Se debe hilar profundo y reforzar el No es No; que estas denuncias sirvan para fortalecer a otras víctimas a denunciar y generar un clima de apoyo.

Movimientos como los anteriormente mencionados, han creado un acompañamiento y una base de soporte a las mujeres que se enfrenten a los riesgos de denunciar hechos que afectan a las personalidades más influyentes de sus países. Por lo que este tipo de movimientos nos acerca, como dijo Tarana Burke, fundadora del movimiento, a conseguir un mundo libre de violencia sexual.

________________

Referencias

  1. Latin American Post, Un año de #MeToo: Este ha sido su impresionante impacto
  2. Metoomvmt
  3. CNN en Español, 2018, el año del #MeToo en Argentina: tres casos de abuso o acoso sexual que sacudieron al país
  4. La República, Dos mujeres más denuncian a Óscar Arias
  5. Delfino Cr, Caso Arias: empiezan a acumularse las denuncias
  6. Revista Anfibia, ¿Cuántas veces nos quedamos calladas?



Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba