No items found.

Mónica Zapata

Esta columna no es una reseña del libro El tiempo de las amazonas de Marvel Moreno. Son algunas reflexiones a partir del libro sobre el rol de las mujeres, en especial la mujer en la sociedad y el libre pensamiento feminista. 

Sin embargo, tendré que hacer un breve resumen y dar contexto sobre algunos temas del libro. Para empezar, el título atrae mucho, tiene carácter y refleja la importancia espacio temporal de que las mujeres, nosotras, las amazonas, es hora de que vivamos y actuemos libremente.

El tiempo de las amazonas es una obra que duró 26 años para ser publicada y fueron las hijas de la autora (Q.E.P.D) quienes sin estar seguras del deseo de su madre, la deciden publicar. El relato es sobre la vida de tres mujeres barranquilleras en París. Tres personajes (primas entre ellas) que terminan reflejando ser una sola y representan a la mayoría de mujeres con sus dudas, pensamientos, deseos, cuestionamientos sobre su sexualidad, su rol de madres y relaciones de pareja. 

El libro desnuda desde el principio el deseo de Gaby, una de ellas, que a pesar de tener esposo, quiere empezar a relacionarse con otros hombres. Su pareja se sorprende de su deseos y aún así le dice que está de acuerdo. Al paso del tiempo, su pareja empieza a recriminarle su decisión y empieza a maltratarla psicológicamente hasta llegar a generar en ella la somatización de una enfermedad realmente grave. Gaby empieza a experimentar un viaje interior por reflejar lo que ella, una mujer joven y con una carrera profesional por delante puede estar dejando de lado, al dejarse maltratar por su esposo. Sus decisiones serán determinantes para seguir adelante con su vida. 

Continuo a este problema, se narra una vida social agitada en la capital francesa, una gran cantidad de personajes que son amigos y amigas de Gaby, Virginia e Isabel (sus primas). Cada vez que sale un personaje nuevo masculino hace un descripción detallada frente a sus personalidades, gustos o maneras cómo tratan a las mujeres. Considero esto es determinante e importante ya que por mucho tiempo, las amazonas siempre se han sometido a la visión que el hombre ególatra, arrogante y patriarca tiene sobre ellas. Esto, sin descartar que también hay hombres que sí comprenden a las mujeres y que si las tratan como parejas e iguales. 

El tema de la sexualidad y los deseos de las mujeres en el libro, es fundamental porque explora si hablar de la sexualidad y querer experimentar amor y deseo con más de una pareja es o no mal visto por la sociedad. La manera cómo una mujer se relaciona e interpreta sus relaciones amorosas siempre es juzgada tanto por sus seres más cercanos como por quienes no la conocen. Es decir, la autora busca dar explicación a la histórica represión de la sexualidad y pensamiento femenino con los ejemplos de vida de las protagonistas que por diversas circunstancias a veces se ven obligadas a dejar a sus parejas por el maltrato o por la falta de empatía con ellas. 

El estado amoroso era una invención para contrariar la sexualidad femenina, que tendía a ser múltiple e inconstante”. 

Con cada historia de Gaby, Virginia e Isabel y sus amistades, desenmascara la triste realidad de que el hombre usualmente determina el orden o clasificación de que la mujer en cada relación debe empezar de nuevo, como si volviera a nacer. Es como si cada pareja absorbiera sus vidas y las desgasta tanto que después de tocar fondo con una enfermedad y una separación, pueden las mujeres volver a interactuar con otros, amar y ser ellas. 

De los harenes al derecho de matar a la esposa adúltera, del cinturón de castidad a la pasión de los tiempos modernos, los hombres, que finalmente creaban los mitos y valores de la sociedad, se oponían al deseo secreto de las mujeres: estar disponibles para cualquier aventura, pasar de un amante a otro sumergiéndose en ese lago de sexualidad que guardaban sus cuerpos”. 

Considero que la sexulialidad femenina debe ser vista e importante como la masculina y por años ha sido represada y oculta en los temas de la sociedad. Es cuestión de ver un poco más allá y que las amazonas tengan la opción de decidir sobre sus cuerpos y sueños. 

Adicionalmente, se revela el rol de las mujeres cuando en primer lugar, deciden o no, ser madres y posteriormente si son o no amas de casa. No debe haber fórmula o manera correcta de ser mujer, estamos en este mundo es para vivir libremente, de la manera que deseamos.  

La impresión de existir es dejar de ser la madre, la abuela y la mujer envejecida para convertirse en inteligencia pura. Se puede tener ambiciones”. 

Nosotras, las mujeres siempre o en su mayoría tenemos el miedo de qué pasará si no llegamos a ser madres, o la ama de casa, y en ese quiebre es en donde debemos pararnos y racionalizar que no pasaría absolutamente nada. 

Por eso, el rol de las amazonas en la sociedad debe ser romper con esos esquemas sociales. Seamos amazonas, soñemos, liberémonos de las ataduras e imaginarios patriarcales. Desde el interior de cada una de nosotras, podemos vivir de la manera que más nos plazca, con las personas que queramos y nos merezcan. 

Es un placer ser mujer y tener el poder de decidir sobre nuestros caminos. 

Referencias

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 128.

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 129.

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 212.

Nosotras, las Amazonas

Columna
por:
May 30, 2020
No items found.

Galería

No items found.

Mónica Zapata

Esta columna no es una reseña del libro El tiempo de las amazonas de Marvel Moreno. Son algunas reflexiones a partir del libro sobre el rol de las mujeres, en especial la mujer en la sociedad y el libre pensamiento feminista. 

Sin embargo, tendré que hacer un breve resumen y dar contexto sobre algunos temas del libro. Para empezar, el título atrae mucho, tiene carácter y refleja la importancia espacio temporal de que las mujeres, nosotras, las amazonas, es hora de que vivamos y actuemos libremente.

El tiempo de las amazonas es una obra que duró 26 años para ser publicada y fueron las hijas de la autora (Q.E.P.D) quienes sin estar seguras del deseo de su madre, la deciden publicar. El relato es sobre la vida de tres mujeres barranquilleras en París. Tres personajes (primas entre ellas) que terminan reflejando ser una sola y representan a la mayoría de mujeres con sus dudas, pensamientos, deseos, cuestionamientos sobre su sexualidad, su rol de madres y relaciones de pareja. 

El libro desnuda desde el principio el deseo de Gaby, una de ellas, que a pesar de tener esposo, quiere empezar a relacionarse con otros hombres. Su pareja se sorprende de su deseos y aún así le dice que está de acuerdo. Al paso del tiempo, su pareja empieza a recriminarle su decisión y empieza a maltratarla psicológicamente hasta llegar a generar en ella la somatización de una enfermedad realmente grave. Gaby empieza a experimentar un viaje interior por reflejar lo que ella, una mujer joven y con una carrera profesional por delante puede estar dejando de lado, al dejarse maltratar por su esposo. Sus decisiones serán determinantes para seguir adelante con su vida. 

Continuo a este problema, se narra una vida social agitada en la capital francesa, una gran cantidad de personajes que son amigos y amigas de Gaby, Virginia e Isabel (sus primas). Cada vez que sale un personaje nuevo masculino hace un descripción detallada frente a sus personalidades, gustos o maneras cómo tratan a las mujeres. Considero esto es determinante e importante ya que por mucho tiempo, las amazonas siempre se han sometido a la visión que el hombre ególatra, arrogante y patriarca tiene sobre ellas. Esto, sin descartar que también hay hombres que sí comprenden a las mujeres y que si las tratan como parejas e iguales. 

El tema de la sexualidad y los deseos de las mujeres en el libro, es fundamental porque explora si hablar de la sexualidad y querer experimentar amor y deseo con más de una pareja es o no mal visto por la sociedad. La manera cómo una mujer se relaciona e interpreta sus relaciones amorosas siempre es juzgada tanto por sus seres más cercanos como por quienes no la conocen. Es decir, la autora busca dar explicación a la histórica represión de la sexualidad y pensamiento femenino con los ejemplos de vida de las protagonistas que por diversas circunstancias a veces se ven obligadas a dejar a sus parejas por el maltrato o por la falta de empatía con ellas. 

El estado amoroso era una invención para contrariar la sexualidad femenina, que tendía a ser múltiple e inconstante”. 

Con cada historia de Gaby, Virginia e Isabel y sus amistades, desenmascara la triste realidad de que el hombre usualmente determina el orden o clasificación de que la mujer en cada relación debe empezar de nuevo, como si volviera a nacer. Es como si cada pareja absorbiera sus vidas y las desgasta tanto que después de tocar fondo con una enfermedad y una separación, pueden las mujeres volver a interactuar con otros, amar y ser ellas. 

De los harenes al derecho de matar a la esposa adúltera, del cinturón de castidad a la pasión de los tiempos modernos, los hombres, que finalmente creaban los mitos y valores de la sociedad, se oponían al deseo secreto de las mujeres: estar disponibles para cualquier aventura, pasar de un amante a otro sumergiéndose en ese lago de sexualidad que guardaban sus cuerpos”. 

Considero que la sexulialidad femenina debe ser vista e importante como la masculina y por años ha sido represada y oculta en los temas de la sociedad. Es cuestión de ver un poco más allá y que las amazonas tengan la opción de decidir sobre sus cuerpos y sueños. 

Adicionalmente, se revela el rol de las mujeres cuando en primer lugar, deciden o no, ser madres y posteriormente si son o no amas de casa. No debe haber fórmula o manera correcta de ser mujer, estamos en este mundo es para vivir libremente, de la manera que deseamos.  

La impresión de existir es dejar de ser la madre, la abuela y la mujer envejecida para convertirse en inteligencia pura. Se puede tener ambiciones”. 

Nosotras, las mujeres siempre o en su mayoría tenemos el miedo de qué pasará si no llegamos a ser madres, o la ama de casa, y en ese quiebre es en donde debemos pararnos y racionalizar que no pasaría absolutamente nada. 

Por eso, el rol de las amazonas en la sociedad debe ser romper con esos esquemas sociales. Seamos amazonas, soñemos, liberémonos de las ataduras e imaginarios patriarcales. Desde el interior de cada una de nosotras, podemos vivir de la manera que más nos plazca, con las personas que queramos y nos merezcan. 

Es un placer ser mujer y tener el poder de decidir sobre nuestros caminos. 

Referencias

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 128.

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 129.

Moreno M., (1994), “El Tiempo de las Amazonas”, Bogotá, Alfaguara, pg. 212.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba