No items found.
Unsplash

“Ser feliz” es algo subjetivo y mucho más hablando de dos personas.

Si definiéramos “ser feliz”, como estar siempre contentos o alegres, estaría muy difícil de alcanzar, de igual forma si pensáramos que significa estabilidad, paz y tranquilidad, pues casi nunca lograríamos ese estado, ya que la vida no es estática ni tenemos todo lo que queremos.

¡Somos seres humanos! Con carencias y necesidades, pero eso no es malo, sino todo lo contrario, esa energía es lo que nos motiva a buscar lo que anhelamos, sino sería muy aburrida la vida.      Con respecto a “ser feliz en pareja”, tampoco podríamos deducir que es permanecer eternamente enamorados, cachondos todo el tiempo y alegres ¡No! Las parejas tienen altibajos, problemas, metas y conflictos que son inevitables, sin embargo aquí te van algunos tips para que puedas disfrutar más de tu relación de pareja.

  1. Olvídate del Príncipe Azul o la Mujer Maravilla: Nadie es perfecto y nunca lo será, no trates de cambiar a tu pareja, acéptala como es y ríanse juntos de sus errores.
  2. Pide lo que necesitas: Tu pareja nunca sabrá que te encantaría recibir rosas rojas en tu cumpleaños y un pastel de triple chocolate si no se lo dices; al igual que si quieres que saque la basura, es muy probable que no lo haga si no se lo pides por favor. 
  3. Hablen de lo que no les gusta: Un día que estén tranquilos y relajados hablen de que les gustaría modificar para llevarse mejor, sin reclamar, en vez de decir “odio que pongas la toalla mojada en la cama”, podrías decir “me gustaría que levantaras la toalla para que durmamos secos y calientitos”. En el pedir está el dar.
  4. Lleguen a acuerdos: Sobre dinero, quehaceres domésticos, planes a futuro, expectativas, etc., siéntense con calma y dialoguen abiertamente sobre qué va a pagar cada quien, quién va a barrer, limpiar, cocinar, etc. Esto ahorra muchos problemas a futuro.
  5. Pregunta seguido ¿En qué puedo ayudarte para que seas más feliz?, Aunque no lo creas estas palabras hacen maravillan en las parejas, eso sí recuerda que la felicidad la hace cada quien, se puede compartir, pero no es tu obligación ni la de él/ella hacerte feliz. 
  6. Piropea frecuentemente: Dile lo sabrosa que está tú pareja, que amas sus pompas, su cuerpo, que te excita y que mueres por darle un beso cuando la veas.
  7. Interésate en tu pareja: Hazle preguntas sobre su día a día, qué le gusta, qué sueños tiene, qué comió, qué le gustaría hacer el fin de semana; verás cómo cambiará su actitud contigo.
  8. Dile que la amas: Explícale a tu pareja que te gusta de ella, qué logros le admiras más, qué virtudes te gustaría tener que él/ella posee, etc.
  9. Respeta a tu pareja: Nunca está de más saber que si amas a alguien obviamente no la vas a violentar física, psicológica o económicamente. No es tu Ponchin Bag.
  10. Sé agradecido/a con tu pareja: Siempre, repito ¡SIEMPRE! Dale las gracias por todo lo que hace por ti, si lava los platos, aunque sea su obligación… dale las gracias; si te trajo un tamal… dale las gracias. Decir esas mágicas palabras lo cambian todo (o casi).

Galería

No items found.
Unsplash

“Ser feliz” es algo subjetivo y mucho más hablando de dos personas.

Si definiéramos “ser feliz”, como estar siempre contentos o alegres, estaría muy difícil de alcanzar, de igual forma si pensáramos que significa estabilidad, paz y tranquilidad, pues casi nunca lograríamos ese estado, ya que la vida no es estática ni tenemos todo lo que queremos.

¡Somos seres humanos! Con carencias y necesidades, pero eso no es malo, sino todo lo contrario, esa energía es lo que nos motiva a buscar lo que anhelamos, sino sería muy aburrida la vida.      Con respecto a “ser feliz en pareja”, tampoco podríamos deducir que es permanecer eternamente enamorados, cachondos todo el tiempo y alegres ¡No! Las parejas tienen altibajos, problemas, metas y conflictos que son inevitables, sin embargo aquí te van algunos tips para que puedas disfrutar más de tu relación de pareja.

  1. Olvídate del Príncipe Azul o la Mujer Maravilla: Nadie es perfecto y nunca lo será, no trates de cambiar a tu pareja, acéptala como es y ríanse juntos de sus errores.
  2. Pide lo que necesitas: Tu pareja nunca sabrá que te encantaría recibir rosas rojas en tu cumpleaños y un pastel de triple chocolate si no se lo dices; al igual que si quieres que saque la basura, es muy probable que no lo haga si no se lo pides por favor. 
  3. Hablen de lo que no les gusta: Un día que estén tranquilos y relajados hablen de que les gustaría modificar para llevarse mejor, sin reclamar, en vez de decir “odio que pongas la toalla mojada en la cama”, podrías decir “me gustaría que levantaras la toalla para que durmamos secos y calientitos”. En el pedir está el dar.
  4. Lleguen a acuerdos: Sobre dinero, quehaceres domésticos, planes a futuro, expectativas, etc., siéntense con calma y dialoguen abiertamente sobre qué va a pagar cada quien, quién va a barrer, limpiar, cocinar, etc. Esto ahorra muchos problemas a futuro.
  5. Pregunta seguido ¿En qué puedo ayudarte para que seas más feliz?, Aunque no lo creas estas palabras hacen maravillan en las parejas, eso sí recuerda que la felicidad la hace cada quien, se puede compartir, pero no es tu obligación ni la de él/ella hacerte feliz. 
  6. Piropea frecuentemente: Dile lo sabrosa que está tú pareja, que amas sus pompas, su cuerpo, que te excita y que mueres por darle un beso cuando la veas.
  7. Interésate en tu pareja: Hazle preguntas sobre su día a día, qué le gusta, qué sueños tiene, qué comió, qué le gustaría hacer el fin de semana; verás cómo cambiará su actitud contigo.
  8. Dile que la amas: Explícale a tu pareja que te gusta de ella, qué logros le admiras más, qué virtudes te gustaría tener que él/ella posee, etc.
  9. Respeta a tu pareja: Nunca está de más saber que si amas a alguien obviamente no la vas a violentar física, psicológica o económicamente. No es tu Ponchin Bag.
  10. Sé agradecido/a con tu pareja: Siempre, repito ¡SIEMPRE! Dale las gracias por todo lo que hace por ti, si lava los platos, aunque sea su obligación… dale las gracias; si te trajo un tamal… dale las gracias. Decir esas mágicas palabras lo cambian todo (o casi).

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba