Adolescencia: Cambios, Retos, Desafíos y Decisiones

May 14, 2019
Columna
por:
Jenifer Barrero Giraldo 2019

La adolescencia, es una etapa que se vive entre los 10  a los 19 años de edad, donde se pasa por diferentes fases y cambios a  nivel interno y externo. Estos cambios se deben a que su cuerpo empieza a transformarse, así mismo su personalidad, su forma de vestir, pensar y actuar.

Dichos cambios hacen que algunos adolescentes busquen “identidad” lo cual hace que se les dificulte enfrentarse a una vida adulta, puesto que deben acostumbrarse a transformaciones que los lleva a que se confundan y sientan angustia porque no se sienten cómodos con sus cuerpos y empiezan a verse defectos, que en realidad no son tan visibles, todo esto se puede dar por que aún hay estereotipos en la sociedad que les influye de cómo debería verse un adolescente. Todos sabemos que los cambios en nuestros cuerpos son inevitables y suelen suceder en el transcurso de los años.

Este comportamiento es entendible porque se están adaptando a sus “nuevos” cuerpos, este cambio los hace reflexionar y pensar sobre lo que realmente quieren para sus vidas, que les gusta o disgusta o pueden cambiar sus objetivos teniendo nuevas posturas frente a diferentes temas también cambian su estilo y look, su estado de ánimo puede cambiar constantemente y aquí es donde los adultos tenemos que tener conversaciones acertadas con ellos...

Por ejemplo hay adolescentes que no son muy comunicativos y sienten que hay una barrera para expresar lo que sienten y lo que viven, por tal razón los adultos debemos ser más comprensivos, escuchar y orientar si es el caso, puesto que muchos quieren simplemente ser escuchados y comprendidos.

A veces los adultos creemos que lo que les pasa es una “bobada” y que son algo “exagerados”, pero en su momento es importante para ellos, por este motivo debemos prestar atención para que podamos orientarlos a tiempo y no tengan que buscar apoyo y orientación con personas que no les darán las mejores indicaciones y así evitar conflictos innecesarios en las familias.

Los factores más comunes que llevan a que haya conflictos familiares es cuando los padres no están de acuerdo con el tipo de ropa que usan, o la música que les gusta, rendimiento escolar, amigos, vocabulario etc.

Por todo lo anterior es muy importante que los padres o cuidadores tengan una buena comunicación con los hijos, porque si hay diálogo y comprensión de ambas partes será más fácil pasar por esta etapa sin que haya necesidad de vivir etapas de violencia que seguramente los llevara a problemas futuros, donde los adolescentes podrían cometer una cantidad de errores al tomar decisiones frente a temas como:

· Sexualidad (Embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual)

· Consumo de sustancias psicoactivas

·Desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia

· Alcoholismo

· Amistades

Por esta razón se debe tener una relación cercana, fluida y abierta para que cada uno de ellos tenga la posibilidad y oportunidad de sentirse como miembro activo de su entorno familiar lleno de respeto, comprensión y amor.

Las niñas, niños y adolescentes que se les trabaja desde temprana edad una buena autoestima, valores, autocontrol y amor propio, seguramente en el futuro serán personas que sean empáticos, éticos, respetuosos, responsables y serán personas que le aportaran grandes beneficios a la sociedad, también  podrán recuperarse fácilmente en momentos de “fracaso o frustración” y serán más afectuosos y positivos en su cotidianidad.

Algunas personas olvidan que sus hijos son hijos y no sus amigos, esto debe tratarse con mucho cuidado porque puede ser contraproducente, los hijos necesitan un guía para que de esta manera puedan enfrentarse a la vida con decisiones asertivas.

Para los adolescentes la amistad no tiene el mismo significado que para un adulto, porque para ellos un amigo es aquel que puede hacer travesuras, vivir aventuras de su edad y comparten cierta información y vivencias que no compartirán con sus padres y eso está bien, ellos tienen derecho a tener su privacidad.

Por tal razón es muy importante guiarlos orientarlos, respetarlos, amarlos y ponerles límites y parámetros para crear vínculos asertivos, claro está es importante que los padres vean a sus hijos como hijos y los hijos vean a sus padres como padres y de esta forma podrán obtener un balance positivo en las relaciones familiares.

Adolescencia: Cambios, Retos, Desafíos y Decisiones

May 14, 2019
Columna
por:
Jenifer Barrero Giraldo 2019

La adolescencia, es una etapa que se vive entre los 10  a los 19 años de edad, donde se pasa por diferentes fases y cambios a  nivel interno y externo. Estos cambios se deben a que su cuerpo empieza a transformarse, así mismo su personalidad, su forma de vestir, pensar y actuar.

Dichos cambios hacen que algunos adolescentes busquen “identidad” lo cual hace que se les dificulte enfrentarse a una vida adulta, puesto que deben acostumbrarse a transformaciones que los lleva a que se confundan y sientan angustia porque no se sienten cómodos con sus cuerpos y empiezan a verse defectos, que en realidad no son tan visibles, todo esto se puede dar por que aún hay estereotipos en la sociedad que les influye de cómo debería verse un adolescente. Todos sabemos que los cambios en nuestros cuerpos son inevitables y suelen suceder en el transcurso de los años.

Este comportamiento es entendible porque se están adaptando a sus “nuevos” cuerpos, este cambio los hace reflexionar y pensar sobre lo que realmente quieren para sus vidas, que les gusta o disgusta o pueden cambiar sus objetivos teniendo nuevas posturas frente a diferentes temas también cambian su estilo y look, su estado de ánimo puede cambiar constantemente y aquí es donde los adultos tenemos que tener conversaciones acertadas con ellos...

Por ejemplo hay adolescentes que no son muy comunicativos y sienten que hay una barrera para expresar lo que sienten y lo que viven, por tal razón los adultos debemos ser más comprensivos, escuchar y orientar si es el caso, puesto que muchos quieren simplemente ser escuchados y comprendidos.

A veces los adultos creemos que lo que les pasa es una “bobada” y que son algo “exagerados”, pero en su momento es importante para ellos, por este motivo debemos prestar atención para que podamos orientarlos a tiempo y no tengan que buscar apoyo y orientación con personas que no les darán las mejores indicaciones y así evitar conflictos innecesarios en las familias.

Los factores más comunes que llevan a que haya conflictos familiares es cuando los padres no están de acuerdo con el tipo de ropa que usan, o la música que les gusta, rendimiento escolar, amigos, vocabulario etc.

Por todo lo anterior es muy importante que los padres o cuidadores tengan una buena comunicación con los hijos, porque si hay diálogo y comprensión de ambas partes será más fácil pasar por esta etapa sin que haya necesidad de vivir etapas de violencia que seguramente los llevara a problemas futuros, donde los adolescentes podrían cometer una cantidad de errores al tomar decisiones frente a temas como:

· Sexualidad (Embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual)

· Consumo de sustancias psicoactivas

·Desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia

· Alcoholismo

· Amistades

Por esta razón se debe tener una relación cercana, fluida y abierta para que cada uno de ellos tenga la posibilidad y oportunidad de sentirse como miembro activo de su entorno familiar lleno de respeto, comprensión y amor.

Las niñas, niños y adolescentes que se les trabaja desde temprana edad una buena autoestima, valores, autocontrol y amor propio, seguramente en el futuro serán personas que sean empáticos, éticos, respetuosos, responsables y serán personas que le aportaran grandes beneficios a la sociedad, también  podrán recuperarse fácilmente en momentos de “fracaso o frustración” y serán más afectuosos y positivos en su cotidianidad.

Algunas personas olvidan que sus hijos son hijos y no sus amigos, esto debe tratarse con mucho cuidado porque puede ser contraproducente, los hijos necesitan un guía para que de esta manera puedan enfrentarse a la vida con decisiones asertivas.

Para los adolescentes la amistad no tiene el mismo significado que para un adulto, porque para ellos un amigo es aquel que puede hacer travesuras, vivir aventuras de su edad y comparten cierta información y vivencias que no compartirán con sus padres y eso está bien, ellos tienen derecho a tener su privacidad.

Por tal razón es muy importante guiarlos orientarlos, respetarlos, amarlos y ponerles límites y parámetros para crear vínculos asertivos, claro está es importante que los padres vean a sus hijos como hijos y los hijos vean a sus padres como padres y de esta forma podrán obtener un balance positivo en las relaciones familiares.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba