El Genocidio de Bangladesh

July 30, 2020
Artículo
por:
No items found.
Niloy Palit

A partir de las elecciones de 1971 sucede una guerra civil entre Pakistán del Este y Paquistán del Oeste. Aproximadamente 10 millones de personas de Pakistán del Este huyen a India. India invade ese territorio para apoyarlo en diciembre. El ejército pakistaní se rinde en Dhaka. Se proclama la liberación del territorio y se autodenomina Bangladesh el 16 de diciembre. (Dummett, 2011)

Pakistán estima un número de muertes aproximado de 26.000, el gobierno de Bangladesh dice 3’000.000. Algunos autores estiman que el número está entre 1’500.000 y 2’690.000 (Alamgir, D’costa, 2011). Ahora bien, entre las armas más utilizadas durante el genocidio reluce la violación. Se habla de 2’000.000 de mujeres violadas y 25.000 embarazadas por la fuerza (Alamgir, D’costa, 2011); sin embargo, establecer un número de mujeres violentadas es difícil porque muchas de ellas no denunciaron el abuso por miedo a los vejámenes establecidos por la sociedad hacia la deshorna de la mujer violada. El embarazo no era la única razón de las violaciones, pero sí tenía el objetivo de modificar la raza. En adición, las mujeres fueron asesinadas y mutiladas después del acceso carnal. 

En muchos casos, las mujeres fueron mantenidas cautivas como esclavas sexuales durante meses, sobre todo en cuarteles militares o en campos de concentración. En julio circularon relatos de que un médico se había negado a efectuar abortos a cerca de 500 mujeres, conservadas prisioneras en una base del ejército de Dhaka (Gerlach, 2015, p.221). 

Las mujeres consideradas deshonradas por el abuso sexual fueron rechazadas por muchas de sus familias por miedo a la mala reputación en las comunidades. En un campamento de refugiados en India 500 mujeres debieron ser aisladas. Hubo un programa gubernamental que llamaba a estas mujeres heroínas de guerra pero no fue efectivo en su objetivo de encontrarles esposos ni reinsertarlas en la sociedad (Gerlach, 2015).

Los abortos fueron muy elevados, se habla de cifras entre 25.000 y 150.000. Los centros de rehabilitación apartaban a las mujeres de sus hijos incluso por la fuerza y estos eran dados en adopción a extranjeros. Pero también muchos recién nacidos fueron asesinados por las enfermeras. Muchas mujeres terminaron en la pobreza por la exclusión y otro tanto se suicidaron.

También hubo víctimas no bengalíes por parte de bengalíes. Estos ataques eran por lo general públicos y seguidos de asesinatos. En diciembre de 1971 India tenía en su custodia a más de 92.000 criminales de guerra. Se le pidió a Bangladesh que presentara evidencia en contra de ellos, se hizo con 195 líderes. El juicio en contra de ellos nunca llegó a ser. Bangladesh tenía 20.000 colaboracionistas para enjuiciar. Supuestamente, por falta de recursos y una posible causa de disturbios se les dio amnistía a estos criminales, abriendo la puerta para que estos mismos volvieran a las altas esferas de la política bengalí. 

El 25 de marzo de 2010, el gobierno AL anunció el proceso para comenzar un juicio a los colaboracionistas. Seis personas fueron arrestadas por crímenes de guerra (Alamgir, D’costa, 2011). Ocho cabecillas fueron enjuiciados y procesados por crímenes en contra de la humanidad, genocidio y crímenes de guerra en el transcurso de 2011 a 2016 (BBC, 2016).

La Liga Awami fue la principal opositora frente al gobierno militar de Pakistán del Este. Cuando ganaron las elecciones fueron silenciados por dicho gobierno y llamaron a huelga al público. Tenían seis puntos de negociación con Pakistán del oeste. El gobierno pakistaní vio este suceso como insultante y comenzó la guerra contra Bengala Oriental.

La Liga Awami insistió en gran parte de sus Seis Puntos, que asignaban solo la defensa y las relaciones exteriorícese (con exclusión del comercio exterior) al gobierno nacional, y hasta ponían en peligro la unidad de la moneda nacional. Añadió demandas de retirada de las tropas, una investigación de los asesinatos de unos 300 bengalíes perpetrados por los soldados en marzo, poner fin a los refuerzos del ejército y una transferencia del poder a representantes elegidos (Gerlach, 2015, p.179).

Había un claro objetivo por parte del ejército pakistaní: asesinar y violar personas bengalíes. Por este motivo se comenzó a utilizar la palabra genocidio para hablar de este hecho histórico en la prensa internacional. También los hindúes y los musulmanes eran perseguidos específicamente. Las aldeas eran atacadas, saqueadas y quemadas. Muchos lograron huir, pero muchos otros fueron capturados y trasladados a lugares improvisados de detención donde eran interrogados, torturados, violados y asesinados por el ejército pakistaní. 

En 1971 antes y durante la guerra fueron asesinados miles de ciudadanos no bengalíes por ser considerados sospechosos de ser colaboradores del ejército pakistaní. Muchos bengalíes también fueron asesinados por sospecha de paramilitarismo.

Podemos evidenciar que en la guerra de independencia de Bangladesh ocurrió un genocidio por parte del ejército pakistaní en el cual se utilizaron, como armas de guerra, la violación en masa y la devastación de aldeas por medio del fuego. Hubo muchos actores y víctimas en este suceso: bengalíes, musulmanes e hindúes. A razón de esta guerra, Bangladesh se estableció como nación autónoma e independiente. En su gran mayoría el genocidio quedó impune dado que el juicio sucedió cuarenta años después del suceso y no contó con el apoyo de India ni Pakistán.


Bibliografía

Alamgir, J. D’costa, B. 2011. The 1971 Genocide: War Crimes and Political Crimes. Economic and Political Weekly. March 26 – April 1, 2011, Vol. 46, No. 13. 

BBC. 2016. Bangladesh war crimes trial: key accused. Website
Dummett, M. 2011. Bangladesh war: The article that changed history. BBC. 

Gerlach, C. 2015. Sociedades Extremadamente Violentas. México D.F.: Fondo de Cultura Económica.

El Genocidio de Bangladesh

Artículo
por:
No items found.
July 30, 2020

Galería

No items found.
Niloy Palit

A partir de las elecciones de 1971 sucede una guerra civil entre Pakistán del Este y Paquistán del Oeste. Aproximadamente 10 millones de personas de Pakistán del Este huyen a India. India invade ese territorio para apoyarlo en diciembre. El ejército pakistaní se rinde en Dhaka. Se proclama la liberación del territorio y se autodenomina Bangladesh el 16 de diciembre. (Dummett, 2011)

Pakistán estima un número de muertes aproximado de 26.000, el gobierno de Bangladesh dice 3’000.000. Algunos autores estiman que el número está entre 1’500.000 y 2’690.000 (Alamgir, D’costa, 2011). Ahora bien, entre las armas más utilizadas durante el genocidio reluce la violación. Se habla de 2’000.000 de mujeres violadas y 25.000 embarazadas por la fuerza (Alamgir, D’costa, 2011); sin embargo, establecer un número de mujeres violentadas es difícil porque muchas de ellas no denunciaron el abuso por miedo a los vejámenes establecidos por la sociedad hacia la deshorna de la mujer violada. El embarazo no era la única razón de las violaciones, pero sí tenía el objetivo de modificar la raza. En adición, las mujeres fueron asesinadas y mutiladas después del acceso carnal. 

En muchos casos, las mujeres fueron mantenidas cautivas como esclavas sexuales durante meses, sobre todo en cuarteles militares o en campos de concentración. En julio circularon relatos de que un médico se había negado a efectuar abortos a cerca de 500 mujeres, conservadas prisioneras en una base del ejército de Dhaka (Gerlach, 2015, p.221). 

Las mujeres consideradas deshonradas por el abuso sexual fueron rechazadas por muchas de sus familias por miedo a la mala reputación en las comunidades. En un campamento de refugiados en India 500 mujeres debieron ser aisladas. Hubo un programa gubernamental que llamaba a estas mujeres heroínas de guerra pero no fue efectivo en su objetivo de encontrarles esposos ni reinsertarlas en la sociedad (Gerlach, 2015).

Los abortos fueron muy elevados, se habla de cifras entre 25.000 y 150.000. Los centros de rehabilitación apartaban a las mujeres de sus hijos incluso por la fuerza y estos eran dados en adopción a extranjeros. Pero también muchos recién nacidos fueron asesinados por las enfermeras. Muchas mujeres terminaron en la pobreza por la exclusión y otro tanto se suicidaron.

También hubo víctimas no bengalíes por parte de bengalíes. Estos ataques eran por lo general públicos y seguidos de asesinatos. En diciembre de 1971 India tenía en su custodia a más de 92.000 criminales de guerra. Se le pidió a Bangladesh que presentara evidencia en contra de ellos, se hizo con 195 líderes. El juicio en contra de ellos nunca llegó a ser. Bangladesh tenía 20.000 colaboracionistas para enjuiciar. Supuestamente, por falta de recursos y una posible causa de disturbios se les dio amnistía a estos criminales, abriendo la puerta para que estos mismos volvieran a las altas esferas de la política bengalí. 

El 25 de marzo de 2010, el gobierno AL anunció el proceso para comenzar un juicio a los colaboracionistas. Seis personas fueron arrestadas por crímenes de guerra (Alamgir, D’costa, 2011). Ocho cabecillas fueron enjuiciados y procesados por crímenes en contra de la humanidad, genocidio y crímenes de guerra en el transcurso de 2011 a 2016 (BBC, 2016).

La Liga Awami fue la principal opositora frente al gobierno militar de Pakistán del Este. Cuando ganaron las elecciones fueron silenciados por dicho gobierno y llamaron a huelga al público. Tenían seis puntos de negociación con Pakistán del oeste. El gobierno pakistaní vio este suceso como insultante y comenzó la guerra contra Bengala Oriental.

La Liga Awami insistió en gran parte de sus Seis Puntos, que asignaban solo la defensa y las relaciones exteriorícese (con exclusión del comercio exterior) al gobierno nacional, y hasta ponían en peligro la unidad de la moneda nacional. Añadió demandas de retirada de las tropas, una investigación de los asesinatos de unos 300 bengalíes perpetrados por los soldados en marzo, poner fin a los refuerzos del ejército y una transferencia del poder a representantes elegidos (Gerlach, 2015, p.179).

Había un claro objetivo por parte del ejército pakistaní: asesinar y violar personas bengalíes. Por este motivo se comenzó a utilizar la palabra genocidio para hablar de este hecho histórico en la prensa internacional. También los hindúes y los musulmanes eran perseguidos específicamente. Las aldeas eran atacadas, saqueadas y quemadas. Muchos lograron huir, pero muchos otros fueron capturados y trasladados a lugares improvisados de detención donde eran interrogados, torturados, violados y asesinados por el ejército pakistaní. 

En 1971 antes y durante la guerra fueron asesinados miles de ciudadanos no bengalíes por ser considerados sospechosos de ser colaboradores del ejército pakistaní. Muchos bengalíes también fueron asesinados por sospecha de paramilitarismo.

Podemos evidenciar que en la guerra de independencia de Bangladesh ocurrió un genocidio por parte del ejército pakistaní en el cual se utilizaron, como armas de guerra, la violación en masa y la devastación de aldeas por medio del fuego. Hubo muchos actores y víctimas en este suceso: bengalíes, musulmanes e hindúes. A razón de esta guerra, Bangladesh se estableció como nación autónoma e independiente. En su gran mayoría el genocidio quedó impune dado que el juicio sucedió cuarenta años después del suceso y no contó con el apoyo de India ni Pakistán.


Bibliografía

Alamgir, J. D’costa, B. 2011. The 1971 Genocide: War Crimes and Political Crimes. Economic and Political Weekly. March 26 – April 1, 2011, Vol. 46, No. 13. 

BBC. 2016. Bangladesh war crimes trial: key accused. Website
Dummett, M. 2011. Bangladesh war: The article that changed history. BBC. 

Gerlach, C. 2015. Sociedades Extremadamente Violentas. México D.F.: Fondo de Cultura Económica.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

También en

No hay contenidos relacionados por el momento

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba