La Excelencia en Emprender es Lanzarse

April 30, 2021
Artículo
por:
No items found.
Mujeres que impactan Revista Level
Como parte del programa Mujeres que Impactan, entrevistamos a la chilena Fernanda Gil que, en un mundo donde ser mujer emprendedora es sinónimo de enfrentarse a una serie de obstáculos impuestos por la sociedad, ha logrado destacarse como experta en el área del marketing y el branding.

Fernanda Gil, además de ser una mujer que no se rinde, es una experta en el mundo del marketing y el branding que se destaca por planificar la marca comercial de pequeñas y medianas empresas que buscan conectarse con sus clientes. Hoy, como consumidores de un sinfín de productos en el mercado, nos conectamos con las marcas que generan una mayor personalización y afinidad a nuestros intereses. Ya no queremos saber solamente la funcionalidad del producto, sino la historia detrás del por qué se creó tal producto. 


Por esto, la experta considera importante ayudar a emprendimientos pequeños a lograr sus objetivos por medio de un método concreto que genera resultados rápidos y aumenta los ingresos de la empresa desde el primer momento de implementación. 

Para ella es esencial lo que explica Simon Sinek en sus charlas Ted, la empresa no sólo debe enfocarse en el qué ni el cómo de la empresa, sino el por qué. Esto lo ha integrado como el centro de su estrategia, dónde identifica los pilares de las marcas del negocio para generar una comunicación personalizada en la cual la empresa se puede apoyar. Su método consiste en algo muy sencillo; durante seis horas mensuales de reuniones con la empresa, crea un plan de ruta estipulada de acciones que pueden gestionarse a lo largo de 12 meses. “Les entrego una especie de ‘Biblia’ con tareas asignadas para cada mes, es un método muy concreto que no necesita de terceros, sino que pueden manejar ellos mismos”, explica Fernanda. 


Existe un gran nivel de dificultad en trabajar con una empresa pequeña o mediana, pues la operación del día a día no permite el tiempo para generar estrategias de marca personal, además de que, muchas veces, estas mismas empresas no entienden la necesidad de destacar su marca. Aquí es donde entra Fernanda, que destaca la magia de lo que es ‘vender sin vender’. Para que una marca pueda aumentar sus ingresos, es importante que sea más personalizada para con su audiencia, pero no hay forma de personificar sin interacción con los clientes, ya no sirve la comunicación de una sola vía. 


La prioridad es generar una conexión, explica la experta, pues no es tan probable que el cliente que compró una vez vuelva, porque hay muchas empresas similares donde el cliente puede dirigirse por mayor comodidad o precio, pero si se le da personalidad a la marca se genera una fidelidad. Por esta razón es importante que el diseño y comunicación apunte a un segmento muy específico que, entre más detallado y personalizado, sea más fácil lograr ventas. 


Además de esto, la trayectoria como emprendedora no ha sido fácil, se han presentado obstáculos en la vida de Fernanda que, muchas veces, han sido puestos por ella misma. “Antes de ser emprendedora era muy perfeccionista antes de dar el paso”, cuenta, “me di cuenta que así no resultan las cosas, porque siempre va a haber algo que mejorar. Entonces la vida de emprendedora es, en realidad, ir fabricando el avión mientras vuela”. 


El síndrome del impostor, como señala, ha sido uno de los mayores limitantes que se imponen las mujeres a sí mismas para realizar sus sueños. De hecho, según estudios de NatWest, el 60% de mujeres han considerado comenzar su propio emprendimiento pero se han detenido debido a sentimientos de insuficiencia o falta de confianza en sus capacidades. A pesar de que el síndrome del impostor afecta tanto a hombre como a mujeres, los hombres suelen dejarlo de lado mientras que las mujeres tienden a ceder en él. 


Para navegar con el síndrome del impostor, Fernanda señala la fuerza que existe en integrarse en redes de mujeres dónde hay una constante retroalimentación y no hay espacio para detenerse ante los miedos. “Estuve mucho tiempo con las ideas y no me atrevía, pero emprender es más la actitud que el conocimiento. Es perder el miedo, hay que lanzarse al vacío”.  

Programa Mujeres que Impactan

Resaltamos la labor que realiza la mujer en el mundo. Buscamos a las mujeres que tienen una historia que contar para transmitirla a otras mujeres, estamos seguras que esa historia tiene la capacidad de impulsar y generar cambios positivos.


Si consideras que tu historia puede aportar a la vida de otra mujer, no lo dudes, inscríbete en el Programa Mujeres que Impactan


La Excelencia en Emprender es Lanzarse

Artículo
por:
No items found.
January 30, 2021

Galería

No items found.
Mujeres que impactan Revista Level
Como parte del programa Mujeres que Impactan, entrevistamos a la chilena Fernanda Gil que, en un mundo donde ser mujer emprendedora es sinónimo de enfrentarse a una serie de obstáculos impuestos por la sociedad, ha logrado destacarse como experta en el área del marketing y el branding.

Fernanda Gil, además de ser una mujer que no se rinde, es una experta en el mundo del marketing y el branding que se destaca por planificar la marca comercial de pequeñas y medianas empresas que buscan conectarse con sus clientes. Hoy, como consumidores de un sinfín de productos en el mercado, nos conectamos con las marcas que generan una mayor personalización y afinidad a nuestros intereses. Ya no queremos saber solamente la funcionalidad del producto, sino la historia detrás del por qué se creó tal producto. 


Por esto, la experta considera importante ayudar a emprendimientos pequeños a lograr sus objetivos por medio de un método concreto que genera resultados rápidos y aumenta los ingresos de la empresa desde el primer momento de implementación. 

Para ella es esencial lo que explica Simon Sinek en sus charlas Ted, la empresa no sólo debe enfocarse en el qué ni el cómo de la empresa, sino el por qué. Esto lo ha integrado como el centro de su estrategia, dónde identifica los pilares de las marcas del negocio para generar una comunicación personalizada en la cual la empresa se puede apoyar. Su método consiste en algo muy sencillo; durante seis horas mensuales de reuniones con la empresa, crea un plan de ruta estipulada de acciones que pueden gestionarse a lo largo de 12 meses. “Les entrego una especie de ‘Biblia’ con tareas asignadas para cada mes, es un método muy concreto que no necesita de terceros, sino que pueden manejar ellos mismos”, explica Fernanda. 


Existe un gran nivel de dificultad en trabajar con una empresa pequeña o mediana, pues la operación del día a día no permite el tiempo para generar estrategias de marca personal, además de que, muchas veces, estas mismas empresas no entienden la necesidad de destacar su marca. Aquí es donde entra Fernanda, que destaca la magia de lo que es ‘vender sin vender’. Para que una marca pueda aumentar sus ingresos, es importante que sea más personalizada para con su audiencia, pero no hay forma de personificar sin interacción con los clientes, ya no sirve la comunicación de una sola vía. 


La prioridad es generar una conexión, explica la experta, pues no es tan probable que el cliente que compró una vez vuelva, porque hay muchas empresas similares donde el cliente puede dirigirse por mayor comodidad o precio, pero si se le da personalidad a la marca se genera una fidelidad. Por esta razón es importante que el diseño y comunicación apunte a un segmento muy específico que, entre más detallado y personalizado, sea más fácil lograr ventas. 


Además de esto, la trayectoria como emprendedora no ha sido fácil, se han presentado obstáculos en la vida de Fernanda que, muchas veces, han sido puestos por ella misma. “Antes de ser emprendedora era muy perfeccionista antes de dar el paso”, cuenta, “me di cuenta que así no resultan las cosas, porque siempre va a haber algo que mejorar. Entonces la vida de emprendedora es, en realidad, ir fabricando el avión mientras vuela”. 


El síndrome del impostor, como señala, ha sido uno de los mayores limitantes que se imponen las mujeres a sí mismas para realizar sus sueños. De hecho, según estudios de NatWest, el 60% de mujeres han considerado comenzar su propio emprendimiento pero se han detenido debido a sentimientos de insuficiencia o falta de confianza en sus capacidades. A pesar de que el síndrome del impostor afecta tanto a hombre como a mujeres, los hombres suelen dejarlo de lado mientras que las mujeres tienden a ceder en él. 


Para navegar con el síndrome del impostor, Fernanda señala la fuerza que existe en integrarse en redes de mujeres dónde hay una constante retroalimentación y no hay espacio para detenerse ante los miedos. “Estuve mucho tiempo con las ideas y no me atrevía, pero emprender es más la actitud que el conocimiento. Es perder el miedo, hay que lanzarse al vacío”.  

Programa Mujeres que Impactan

Resaltamos la labor que realiza la mujer en el mundo. Buscamos a las mujeres que tienen una historia que contar para transmitirla a otras mujeres, estamos seguras que esa historia tiene la capacidad de impulsar y generar cambios positivos.


Si consideras que tu historia puede aportar a la vida de otra mujer, no lo dudes, inscríbete en el Programa Mujeres que Impactan


Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

También en

No hay contenidos relacionados por el momento

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba