No items found.
Cesar Carlevarino Aragon en Unsplash

“Prisionero o prisionera es quién en su propio caos no lucha por la dignidad

Quien defiende la libertad siempre será dueña o dueño de su propio caos… 

Cuando el caos es violencia, la paz será la subversión del orden

Es hermoso el caos que vence a la más ordenada opresión

Este es el panegírico del caos...”

 

Relato uno: Como alguna vez nos dijo Charles Chaplin: “Del caos también nacen las estrellas”.

 

Pensemos, la resistencia alemana al Nazismo fue considerada una ofensa y un crimen contra el führer, las personas que ayudaban a los esclavos eran calificadas como traidoras del orden esclavista, las mujeres que luchaban por sus derechos fueron señaladas de agitadoras; incluso hoy, las personas que ejercen su derecho a la protesta son tachadas como conspiradoras o criminales, sus acciones de reivindicación fueron y siguen siendo concebidas como ataques a un orden establecido. Sin embargo, lograron subvertir la represión y la violación de los Derechos Humanos. “El caos de sus ideas fue y es el motor de las grandes revoluciones”.

 

Por ello, este relato es contado por subversivas como Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin, que lucharon por los Derechos de las Mujeres en un orden político eminentemente patriarcal, machista y excluyente. Rosa Parks,  capaz de subvertir el orden de una sociedad esclavista y luchar contra la segregación racial, en una sociedad para la cual el racismo era normal. Hannah Arendt, la filósofa judía que resistió de forma no violenta al nazismo, y analizó la normalidad del mal. Nadia Murad, denunció ante el mundo el horror de la yihad sexual considerada como algo legal por el estado islámico. Todas ellas, eran consideradas criminales para los regímenes que enfrentaron.


 Así mismo, en este relato, es inevitable no  mencionar a Charles Chaplin, su película “el gran dictador” estrenada en el año de 1940, fue una forma de subversión, una crítica al fascismo de la segunda guerra mundial y una burla hacia todo lo que representaba el führer. Chaplin, subversivo valiente que a través del cine denunció al genocida y enfrentó el régimen del terror. Estos son sólo algunos ejemplos históricos de geniales formas de subvertir la alienación del orden. ¿Qué sería del mundo sin estas subversivas y subversivos?.

 

Este primer relato sobre el arte de subvertir  solo podría continuar con la revolucionaria y bella frase de la llamada Rosa Roja: “Por un mundo donde seamos humanamente diferentes, socialmente iguales y totalmente libres” Este es el tipo de caos que en momentos de represión es capaz de subvertir la violencia del orden instituido.

 

 Relato dos: Cuanta razón tiene Terry Pratchett “El caos siempre derrota al orden porque está mejor organizado” 

 

Este es el relato de las figuras y movimientos ANTI (anti –discriminación, anti-xenofobia, anti – patriarcado, anti-guerra, anti – fascismo, anti – racismo, anti-depredación, anti- opresión) sin estos ANTI, el mundo seguiría sumido en la alienación sistemática de las fobias sociales, el ensimismamiento, la intolerancia y la discriminación; aunque estos fenómenos todavía existen en muchas partes del mundo, los movimientos ANTI, han logrado cambios significativos que van desde el abolicionismo hasta el reconocimiento de los Derechos de la Diversidad, incluso han derrumbado regímenes dictatoriales.

 

Muchos de estos movimientos fueron y son expresiones de la lucha del caos positivo contra el caos alienado. Sin el caos positivo, jamás hubiesen existido los movimientos sociales como: la primavera árabe, una serie de protestas que tuvieron efecto dominó y que conllevaron a la caída de varios gobernantes árabes, ni el 15M o movimiento de los indignados en contra de las injusticias del gobierno español, ni más recientemente la marcha de las Margaritas, mujeres indígenas que protagonizaron protestas dirigidas al reconocimiento de la equidad de género en el Brasil, estos movimientos  lograron subvertir el orden en un sentido positivo a través de la lucha por la dignidad y la libertad. El caos, es necesario para lograr la armonía en un mundo atravesado por el virus de la alienación.

 

 Relato tres: El infaltable Nietzsche “Yo os digo es preciso llevar dentro de uno mismo un caos, para poder poner en el mundo una estrella” 

 

Este breve relato de Latinoamérica cuenta una serie de movimientos en contra de las injusticias e inequidades del orden instituido, que se asemejan a la primavera árabe, es el caso de Chile contra el Gobierno de Piñera. Las chilenas y chilenos combatieron el caos político a través del caos social, su consigna: “Chile despertó” su resultado la anulación de políticas de alzas en el precio del transporte público. 


En Ecuador, las personas de forma caótica salieron a las calles en contra de las políticas del gobernante Lenin Moreno que tuvo que dejar sin efecto un decreto de medidas económicas impopulares. En Colombia, el movimiento estudiantil ha demostrado que es capaz de subvertir el orden a través de acciones de resistencia que se convierten en reivindicaciones sociales. Las protestas contra los malos gobiernos son un derecho no una conspiración, negar este derecho es el verdadero caos. Los malos gobernantes temen al caos social, porque es el único capaz de desenmascarar el desorden político.

 

Caos no es igual a violencia, incluso en lo caótico existe una magistral belleza, el caos es bello cuando subvierte la injusticia, ojalá que emerja en nuestra sociedad la necesidad de subvertir la cultura de la guerra, los discursos de odio, el silencio cómplice. Subvertir, es resistir las políticas que conllevan a la discriminación, al asesinato de líderes y lideresas sociales, las masacres de la población indígena, las amenazas y desplazamientos forzados de nuestros campesinos y nuestras campesinas, la desigualdad social, la inequidad entre los géneros; la estigmatización de los y las excombatientes. Subvertir es rechazar la apología institucionalizada de la guerra. “Que nuestro caos interior nos ayude a poner en el mundo una estrella”


(Nota: El Panegírico es un discurso de alabanzas, en este caso es el elogio del caos)

Panegírico Del Caos: Relatos Subversivos

November 15, 2019
Columna
por:
No items found.

Galería

No items found.
Cesar Carlevarino Aragon en Unsplash

“Prisionero o prisionera es quién en su propio caos no lucha por la dignidad

Quien defiende la libertad siempre será dueña o dueño de su propio caos… 

Cuando el caos es violencia, la paz será la subversión del orden

Es hermoso el caos que vence a la más ordenada opresión

Este es el panegírico del caos...”

 

Relato uno: Como alguna vez nos dijo Charles Chaplin: “Del caos también nacen las estrellas”.

 

Pensemos, la resistencia alemana al Nazismo fue considerada una ofensa y un crimen contra el führer, las personas que ayudaban a los esclavos eran calificadas como traidoras del orden esclavista, las mujeres que luchaban por sus derechos fueron señaladas de agitadoras; incluso hoy, las personas que ejercen su derecho a la protesta son tachadas como conspiradoras o criminales, sus acciones de reivindicación fueron y siguen siendo concebidas como ataques a un orden establecido. Sin embargo, lograron subvertir la represión y la violación de los Derechos Humanos. “El caos de sus ideas fue y es el motor de las grandes revoluciones”.

 

Por ello, este relato es contado por subversivas como Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin, que lucharon por los Derechos de las Mujeres en un orden político eminentemente patriarcal, machista y excluyente. Rosa Parks,  capaz de subvertir el orden de una sociedad esclavista y luchar contra la segregación racial, en una sociedad para la cual el racismo era normal. Hannah Arendt, la filósofa judía que resistió de forma no violenta al nazismo, y analizó la normalidad del mal. Nadia Murad, denunció ante el mundo el horror de la yihad sexual considerada como algo legal por el estado islámico. Todas ellas, eran consideradas criminales para los regímenes que enfrentaron.


 Así mismo, en este relato, es inevitable no  mencionar a Charles Chaplin, su película “el gran dictador” estrenada en el año de 1940, fue una forma de subversión, una crítica al fascismo de la segunda guerra mundial y una burla hacia todo lo que representaba el führer. Chaplin, subversivo valiente que a través del cine denunció al genocida y enfrentó el régimen del terror. Estos son sólo algunos ejemplos históricos de geniales formas de subvertir la alienación del orden. ¿Qué sería del mundo sin estas subversivas y subversivos?.

 

Este primer relato sobre el arte de subvertir  solo podría continuar con la revolucionaria y bella frase de la llamada Rosa Roja: “Por un mundo donde seamos humanamente diferentes, socialmente iguales y totalmente libres” Este es el tipo de caos que en momentos de represión es capaz de subvertir la violencia del orden instituido.

 

 Relato dos: Cuanta razón tiene Terry Pratchett “El caos siempre derrota al orden porque está mejor organizado” 

 

Este es el relato de las figuras y movimientos ANTI (anti –discriminación, anti-xenofobia, anti – patriarcado, anti-guerra, anti – fascismo, anti – racismo, anti-depredación, anti- opresión) sin estos ANTI, el mundo seguiría sumido en la alienación sistemática de las fobias sociales, el ensimismamiento, la intolerancia y la discriminación; aunque estos fenómenos todavía existen en muchas partes del mundo, los movimientos ANTI, han logrado cambios significativos que van desde el abolicionismo hasta el reconocimiento de los Derechos de la Diversidad, incluso han derrumbado regímenes dictatoriales.

 

Muchos de estos movimientos fueron y son expresiones de la lucha del caos positivo contra el caos alienado. Sin el caos positivo, jamás hubiesen existido los movimientos sociales como: la primavera árabe, una serie de protestas que tuvieron efecto dominó y que conllevaron a la caída de varios gobernantes árabes, ni el 15M o movimiento de los indignados en contra de las injusticias del gobierno español, ni más recientemente la marcha de las Margaritas, mujeres indígenas que protagonizaron protestas dirigidas al reconocimiento de la equidad de género en el Brasil, estos movimientos  lograron subvertir el orden en un sentido positivo a través de la lucha por la dignidad y la libertad. El caos, es necesario para lograr la armonía en un mundo atravesado por el virus de la alienación.

 

 Relato tres: El infaltable Nietzsche “Yo os digo es preciso llevar dentro de uno mismo un caos, para poder poner en el mundo una estrella” 

 

Este breve relato de Latinoamérica cuenta una serie de movimientos en contra de las injusticias e inequidades del orden instituido, que se asemejan a la primavera árabe, es el caso de Chile contra el Gobierno de Piñera. Las chilenas y chilenos combatieron el caos político a través del caos social, su consigna: “Chile despertó” su resultado la anulación de políticas de alzas en el precio del transporte público. 


En Ecuador, las personas de forma caótica salieron a las calles en contra de las políticas del gobernante Lenin Moreno que tuvo que dejar sin efecto un decreto de medidas económicas impopulares. En Colombia, el movimiento estudiantil ha demostrado que es capaz de subvertir el orden a través de acciones de resistencia que se convierten en reivindicaciones sociales. Las protestas contra los malos gobiernos son un derecho no una conspiración, negar este derecho es el verdadero caos. Los malos gobernantes temen al caos social, porque es el único capaz de desenmascarar el desorden político.

 

Caos no es igual a violencia, incluso en lo caótico existe una magistral belleza, el caos es bello cuando subvierte la injusticia, ojalá que emerja en nuestra sociedad la necesidad de subvertir la cultura de la guerra, los discursos de odio, el silencio cómplice. Subvertir, es resistir las políticas que conllevan a la discriminación, al asesinato de líderes y lideresas sociales, las masacres de la población indígena, las amenazas y desplazamientos forzados de nuestros campesinos y nuestras campesinas, la desigualdad social, la inequidad entre los géneros; la estigmatización de los y las excombatientes. Subvertir es rechazar la apología institucionalizada de la guerra. “Que nuestro caos interior nos ayude a poner en el mundo una estrella”


(Nota: El Panegírico es un discurso de alabanzas, en este caso es el elogio del caos)

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba