No items found.
Ian Dooley

Justo a penas acabo de ver un video en Facebook, en el cual un chico habla sobre que los hombres deben aceptar a las mujeres con sus “defectos, detalles y pasado”, haciendo referencia a la virginidad, pues el título del video es “Las queremos vírgenes”. Lo cual yo interpreto como “pues ya qué, ya no quedan casi vírgenes y pues les haremos el favor de aceptarlas con ese pasado, así que me autoproclamo pro igualdad de género y por favor felicítenme”. (Tal vez yo lo mal interpreté, si tú opinas distinto coméntalo aquí abajo).

 

Lo cierto es que la famosa virginidad es un concepto que ha creado la sociedad para controlar la sexualidad de las mujeres, al decirles “debes llegar virgen al matrimonio o no vales”, hace referencia a que la virginidad es un valor moral casi como el respeto, la justicia o la responsabilidad; en lo cual difiero pues tener una práctica sexual no te hace mejor o peor persona, no te da prestigio o te lo quita, no es un acto de beneficencia ni de terrorismo, simplemente es una actividad natural que realizan casi todos los seres vivos del planeta, una necesidad fisiológica, una trampa que nos puso la naturaleza para no extinguirnos.

 

-Entonces ¿por qué tanta complicación con que las mujeres no tengan relaciones sexuales antes del matrimonio?,  Todo el meollo es social, pues en la antigüedad si eras hombre, la única forma de saber que un hijo era tuyo, era que tu pareja sólo hubiera tenido relaciones contigo, de preferencia que no fuera libre ni pensante, que no saliera, que no se vistiera provocativamente y que no tuviera ningún contacto con nadie para permanecer pura. Por lo tanto estas creencias se extendieron en muchas culturas a través de los siglos y hasta el día de hoy en algunas personas siguen vigentes. 

 

Por eso terminar con éstas creencias depende de ti, de que poco a poco reconozcas cómo se permearon, de manera involuntaria desde la infancia y las puedas cuestionar, para saber si realmente son tuyas o las repites para obtener aprobación social. 

-Ok yo ya acepté que no quiero juzgar a una persona por sus experiencias sexuales, pero ¿y si a mí me juzgan?, lo más sencillo es ignorar a esas personas que tienen una escala distorsionada de valores o alejarte de quien te exige esa prueba como señal de amor; sin embargo si la cosa se pone violenta, afortunadamente hay leyes que te protegen y puedes proceder de manera legal si alguien violenta tus derechos humanos. 

Así que ya lo sabes, no permitas que nadie determine quién eres y lo qué quieres hacer con tu cuerpo o tu vida, sólo a ti te pertenece y mereces respeto.


Galería

No items found.
Ian Dooley

Justo a penas acabo de ver un video en Facebook, en el cual un chico habla sobre que los hombres deben aceptar a las mujeres con sus “defectos, detalles y pasado”, haciendo referencia a la virginidad, pues el título del video es “Las queremos vírgenes”. Lo cual yo interpreto como “pues ya qué, ya no quedan casi vírgenes y pues les haremos el favor de aceptarlas con ese pasado, así que me autoproclamo pro igualdad de género y por favor felicítenme”. (Tal vez yo lo mal interpreté, si tú opinas distinto coméntalo aquí abajo).

 

Lo cierto es que la famosa virginidad es un concepto que ha creado la sociedad para controlar la sexualidad de las mujeres, al decirles “debes llegar virgen al matrimonio o no vales”, hace referencia a que la virginidad es un valor moral casi como el respeto, la justicia o la responsabilidad; en lo cual difiero pues tener una práctica sexual no te hace mejor o peor persona, no te da prestigio o te lo quita, no es un acto de beneficencia ni de terrorismo, simplemente es una actividad natural que realizan casi todos los seres vivos del planeta, una necesidad fisiológica, una trampa que nos puso la naturaleza para no extinguirnos.

 

-Entonces ¿por qué tanta complicación con que las mujeres no tengan relaciones sexuales antes del matrimonio?,  Todo el meollo es social, pues en la antigüedad si eras hombre, la única forma de saber que un hijo era tuyo, era que tu pareja sólo hubiera tenido relaciones contigo, de preferencia que no fuera libre ni pensante, que no saliera, que no se vistiera provocativamente y que no tuviera ningún contacto con nadie para permanecer pura. Por lo tanto estas creencias se extendieron en muchas culturas a través de los siglos y hasta el día de hoy en algunas personas siguen vigentes. 

 

Por eso terminar con éstas creencias depende de ti, de que poco a poco reconozcas cómo se permearon, de manera involuntaria desde la infancia y las puedas cuestionar, para saber si realmente son tuyas o las repites para obtener aprobación social. 

-Ok yo ya acepté que no quiero juzgar a una persona por sus experiencias sexuales, pero ¿y si a mí me juzgan?, lo más sencillo es ignorar a esas personas que tienen una escala distorsionada de valores o alejarte de quien te exige esa prueba como señal de amor; sin embargo si la cosa se pone violenta, afortunadamente hay leyes que te protegen y puedes proceder de manera legal si alguien violenta tus derechos humanos. 

Así que ya lo sabes, no permitas que nadie determine quién eres y lo qué quieres hacer con tu cuerpo o tu vida, sólo a ti te pertenece y mereces respeto.


Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba