Tráfico Sexual en un “Círculo Familiar”

June 10, 2019
Columna
por:
Foto:Jennifer Barrero

Las familias deben propiciar un  ambiente sano, donde todos los niños y niñas tengan una vida digna, llena de amor, comprension, salud, educación y demás... Lo más lógico es que si una persona trae un ser al mundo es porque le brindara proteccion y todos los cuidados necesarios para que se desarrolle en un ambiente sano, libre de violencia y hostilidad.

En esta oportunidad hablaré de un tema que algunos desconocen y que en la actualidad aún hay familias que están vendiendo en forma de matrimonio a sus hijas desde niñas, y las están sometiendo a violaciones por parte de sus familiares para obtener algún tipo de beneficio económico, pago de deudas, pago de favores, etc.

A nivel mundial los niños y niñas son obligados a “contraer matrimonio” infantil, donde se estrellan con una realidad dolorosa, esta práctica es una grave violación a los derechos humanos, puesto que impide la libertad física y perjudica su capacidad de toma decisiones propias para su futuro conduciendolas a daños  mentales, físicos, emocionales y psicológicos, ya que deben dejar sus estudios para crecer de un dia a otro y deben convertirse en personas diferentes para soportar el dolor que dicha situación les causa, en muchos casos las niñas que quedan embarazadas a temprana edad pueden sufrir daños en su columna y en otros casos las niñas mueren al dar a luz, produciendo situaciones de vulnerabilidad poniendo su salud y su futuro en peligro.

Aunque la práctica del matrimonio infantil en Colombia no está permitida, hay muchas familias que en este momento están obligando a sus hijos a tener relaciones sexuales a temprana edad, ya sea por cultura, ignorancia o “necesidad”, aumentando las brechas de desigualdad, pobreza extrema, desigualdad de género, drogadicción, suicidio, etc.

La decisión de casarse y tener hijos debe ser una decisión que se haga por convicción y amor, no por obligación y aún más cuando se trata de niños y niñas se debe defender y proteger a toda costa sus derechos, con educación oportuna y de buena calidad podemos empoderar la niñez para romper la cadena cultural que aún tienen algunas familias en todas las regiones del país y del mundo, cerrando el ciclo de pobreza que aún está arraigado en la mentalidad de algunos.

Otro aspecto que lleva al matrimonio infantil es cuando la niña queda en estado de embarazo y sus padres la obligan a casarse o a vivir en pareja por miedo a lo que la gente piense o diga, viéndolo como única opción porque creen que si no se casan no van a tener un “futuro normal”.

Estas niñas que son sometidas al matrimonio infantil como tráfico sexual están  obligadas a vivir circunstancias de extrema vulnerabilidad, porque no pueden defender sus derechos y son expuestas a todo tipo de violencia, no obstante los niños también son sometidos a estas prácticas, donde los lanzan a un mundo adulto y no saben cómo salir de esa situación puesto que no están preparados para ello.

El matrimonio infantil debe eliminarse en su totalidad para disminuir brechas de desigualdad y así  llegar a una igualdad de derechos, donde todos los seres humanos podamos tomar decisiones de forma libre.

Lectura complementaria

Tráfico Sexual en un “Círculo Familiar”

April 15, 2019
Columna
por:
Foto:Jennifer Barrero

Las familias deben propiciar un  ambiente sano, donde todos los niños y niñas tengan una vida digna, llena de amor, comprension, salud, educación y demás... Lo más lógico es que si una persona trae un ser al mundo es porque le brindara proteccion y todos los cuidados necesarios para que se desarrolle en un ambiente sano, libre de violencia y hostilidad.

En esta oportunidad hablaré de un tema que algunos desconocen y que en la actualidad aún hay familias que están vendiendo en forma de matrimonio a sus hijas desde niñas, y las están sometiendo a violaciones por parte de sus familiares para obtener algún tipo de beneficio económico, pago de deudas, pago de favores, etc.

A nivel mundial los niños y niñas son obligados a “contraer matrimonio” infantil, donde se estrellan con una realidad dolorosa, esta práctica es una grave violación a los derechos humanos, puesto que impide la libertad física y perjudica su capacidad de toma decisiones propias para su futuro conduciendolas a daños  mentales, físicos, emocionales y psicológicos, ya que deben dejar sus estudios para crecer de un dia a otro y deben convertirse en personas diferentes para soportar el dolor que dicha situación les causa, en muchos casos las niñas que quedan embarazadas a temprana edad pueden sufrir daños en su columna y en otros casos las niñas mueren al dar a luz, produciendo situaciones de vulnerabilidad poniendo su salud y su futuro en peligro.

Aunque la práctica del matrimonio infantil en Colombia no está permitida, hay muchas familias que en este momento están obligando a sus hijos a tener relaciones sexuales a temprana edad, ya sea por cultura, ignorancia o “necesidad”, aumentando las brechas de desigualdad, pobreza extrema, desigualdad de género, drogadicción, suicidio, etc.

La decisión de casarse y tener hijos debe ser una decisión que se haga por convicción y amor, no por obligación y aún más cuando se trata de niños y niñas se debe defender y proteger a toda costa sus derechos, con educación oportuna y de buena calidad podemos empoderar la niñez para romper la cadena cultural que aún tienen algunas familias en todas las regiones del país y del mundo, cerrando el ciclo de pobreza que aún está arraigado en la mentalidad de algunos.

Otro aspecto que lleva al matrimonio infantil es cuando la niña queda en estado de embarazo y sus padres la obligan a casarse o a vivir en pareja por miedo a lo que la gente piense o diga, viéndolo como única opción porque creen que si no se casan no van a tener un “futuro normal”.

Estas niñas que son sometidas al matrimonio infantil como tráfico sexual están  obligadas a vivir circunstancias de extrema vulnerabilidad, porque no pueden defender sus derechos y son expuestas a todo tipo de violencia, no obstante los niños también son sometidos a estas prácticas, donde los lanzan a un mundo adulto y no saben cómo salir de esa situación puesto que no están preparados para ello.

El matrimonio infantil debe eliminarse en su totalidad para disminuir brechas de desigualdad y así  llegar a una igualdad de derechos, donde todos los seres humanos podamos tomar decisiones de forma libre.

Lectura complementaria

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba