Agosto Mes De La Vejez Digna Y De Derechos

August 15, 2019
Columna
por:
No items found.

Foto: Pixaby https://pixabay.com/es/photos/vejez-pensionistas-anciano-957492/

La población que muchos nunca pensamos que fuera tan importante, está dominando en todas las esferas, y es el envejecimiento de la población. Según el DANE, en el 2020 serán 1.153.000 personas mayores que vivirán en Bogotá. Se estima que del total de la población mundial en el 2050, el 25,5% serán personas mayores. Según la CEPAL, Colombia al 2015, tendrá más de 15 millones de personas mayores. 

 

La Convención interamericana sobre la protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores no ha sido ratificada por Colombia. El Objeto de esta convención es promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la Persona Mayor. Por lo tanto, esta población requiere de infraestructura en la ciudad, políticas sociales, atención, recursos económicos, alimentación, recreación y deporte entre otros aspectos para desarrollar a plenitud el envejecimiento. 

La población mayor sufre de varios tipos de violencia como sicológica, económica y física. El abandono es un hecho real que sucede a diario ya sea porque la familia no tienen tiempo ni recursos para sostener a la persona mayor o simplemente consideran que el Estado es el responsable de esta población y en verdad, ¿hasta qué punto es responsable el Estado?

La violencia contra las personas mayores, debe convertirse en un intolerable social y aún así está estigmatizado por género. Según la encuesta multipropósito 2017 de la Secretaría Distrital de Planeación, el 47% no cuentan con un familiar en el hogar que lo apoye la solución de sus problemas. El 8% no cuenta con nadie, lo que evidencia el riesgo de su salud y vida. Los hombres mayores son los más abandonadas, pero son las mujeres la más violentadas. 

La manera cómo se relaciona la edad con el género nos permite entender cómo, con el paso del tiempo, hombres y mujeres participan en la distribución del poder, así como entender los privilegios de que gozan y cómo es su acceso al bienestar social. En Bogotá, 56% de los adultos mayores son mujeres y el 44% hombres. Es evidente que así haya menos hombres mayores, ellos trabajan por más tiempo y son más visibles en ámbitos como académicos, literatura y política. 

Los hombres mayores llegan a la vejez con más recursos económicos, y generalmente tienen acceso a servicios de salud debido a que desarrollaron sus actividades en instituciones que les brindan sistemas de jubilación y pensiones.

La Política Pública para la vejez 2010-2025 tiene como eje principal el valor de la dignidad humana y de allí, surge la igualdad, diversidad y equidad bajo las dimensiones de: i) Autonomía y Participación, ii) Independencia, iii) Protección y cuidado y iv)Proyección a la vejez. En este sentido, en teoría la política pública es suficiente para garantizar todos los derechos a las personas mayores. Pero, en la realidad no siempre es así. Pues las necesidades de las personas mayores demandan muchos servicios. 

Se supone que la política garantiza seguridad económica, vivienda, salud, educación, ambiente sano, participación, libertad de culto y expresión y/o los planes de vida. Sin embargo, es una población totalmente alejada y guardada sin garantías de protección. 

Las personas mayores no deben ser excluidas por la sociedad, al contrario, deben estar presentes en toda actividad posible. La vida no acaba en el momento que uno cumple cierta edad, todas las fases de la vida deben estar complementadas procesos y políticas inclusivas. De esta manera, somos todos responsables e incluso es el Estado quien debe garantizar que la vejez sea una fase al que todo ser humano llega con dignidad y respeto.

Existen estrategias por parte de organizaciones y del Distrito que fomentan la participación y actividades recurrentes para la población de adultos mayores, sepamos cuidar y valorar a los adultos mayores, porque en un futuro seremos nosotros en su posición y con sus dificultades.  

Además, importante resaltar que la mujer mayor no debe ser la más vulnerable ni la más propensa a que su calidad de vida se vea afectada por la falta de recursos ni protección institucional, es un tema también de igualdad de oportunidades y medidas afirmativas a cargo del Estado y la sociedad.    

Agosto Mes De La Vejez Digna Y De Derechos

August 15, 2019
Columna
por:
No items found.
No items found.

Foto: Pixaby https://pixabay.com/es/photos/vejez-pensionistas-anciano-957492/

La población que muchos nunca pensamos que fuera tan importante, está dominando en todas las esferas, y es el envejecimiento de la población. Según el DANE, en el 2020 serán 1.153.000 personas mayores que vivirán en Bogotá. Se estima que del total de la población mundial en el 2050, el 25,5% serán personas mayores. Según la CEPAL, Colombia al 2015, tendrá más de 15 millones de personas mayores. 

 

La Convención interamericana sobre la protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores no ha sido ratificada por Colombia. El Objeto de esta convención es promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la Persona Mayor. Por lo tanto, esta población requiere de infraestructura en la ciudad, políticas sociales, atención, recursos económicos, alimentación, recreación y deporte entre otros aspectos para desarrollar a plenitud el envejecimiento. 

La población mayor sufre de varios tipos de violencia como sicológica, económica y física. El abandono es un hecho real que sucede a diario ya sea porque la familia no tienen tiempo ni recursos para sostener a la persona mayor o simplemente consideran que el Estado es el responsable de esta población y en verdad, ¿hasta qué punto es responsable el Estado?

La violencia contra las personas mayores, debe convertirse en un intolerable social y aún así está estigmatizado por género. Según la encuesta multipropósito 2017 de la Secretaría Distrital de Planeación, el 47% no cuentan con un familiar en el hogar que lo apoye la solución de sus problemas. El 8% no cuenta con nadie, lo que evidencia el riesgo de su salud y vida. Los hombres mayores son los más abandonadas, pero son las mujeres la más violentadas. 

La manera cómo se relaciona la edad con el género nos permite entender cómo, con el paso del tiempo, hombres y mujeres participan en la distribución del poder, así como entender los privilegios de que gozan y cómo es su acceso al bienestar social. En Bogotá, 56% de los adultos mayores son mujeres y el 44% hombres. Es evidente que así haya menos hombres mayores, ellos trabajan por más tiempo y son más visibles en ámbitos como académicos, literatura y política. 

Los hombres mayores llegan a la vejez con más recursos económicos, y generalmente tienen acceso a servicios de salud debido a que desarrollaron sus actividades en instituciones que les brindan sistemas de jubilación y pensiones.

La Política Pública para la vejez 2010-2025 tiene como eje principal el valor de la dignidad humana y de allí, surge la igualdad, diversidad y equidad bajo las dimensiones de: i) Autonomía y Participación, ii) Independencia, iii) Protección y cuidado y iv)Proyección a la vejez. En este sentido, en teoría la política pública es suficiente para garantizar todos los derechos a las personas mayores. Pero, en la realidad no siempre es así. Pues las necesidades de las personas mayores demandan muchos servicios. 

Se supone que la política garantiza seguridad económica, vivienda, salud, educación, ambiente sano, participación, libertad de culto y expresión y/o los planes de vida. Sin embargo, es una población totalmente alejada y guardada sin garantías de protección. 

Las personas mayores no deben ser excluidas por la sociedad, al contrario, deben estar presentes en toda actividad posible. La vida no acaba en el momento que uno cumple cierta edad, todas las fases de la vida deben estar complementadas procesos y políticas inclusivas. De esta manera, somos todos responsables e incluso es el Estado quien debe garantizar que la vejez sea una fase al que todo ser humano llega con dignidad y respeto.

Existen estrategias por parte de organizaciones y del Distrito que fomentan la participación y actividades recurrentes para la población de adultos mayores, sepamos cuidar y valorar a los adultos mayores, porque en un futuro seremos nosotros en su posición y con sus dificultades.  

Además, importante resaltar que la mujer mayor no debe ser la más vulnerable ni la más propensa a que su calidad de vida se vea afectada por la falta de recursos ni protección institucional, es un tema también de igualdad de oportunidades y medidas afirmativas a cargo del Estado y la sociedad.    

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba