El Medio Ambiente de la Mujer

June 9, 2019
Columna
por:
Foto de Esther Tuttle en Unsplash.

El medio ambiente que rodea a los seres humanos está conformado por diferentes aspectos sociales, económicos y ambientales propiamente dichos; en este último aspecto la naturaleza es equitativa y trata como iguales a hombres y mujeres, podemos aprovechar y gozar de los recursos naturales para satisfacer nuestras necesidades y recrearnos, el disfrute de los factores bióticos y abióticos que conforman el ecosistema que nos rodea es necesario para poder vivir, pero como dice el refrán “ la naturaleza es sabia” y  parece que más que los seres humanos y esta armonía que conecta y busca el buen vivir de todos en el universo no es puesta en práctica por nosotros, hombres y mujeres que en ocasiones nos comportamos de forma irracional e incoherente por ejemplo generando diferencias en aspectos económicos y sociales entre  hombres y mujeres ocasionando así que se pueda hablar del medio ambiente de la mujer.

El medio ambiente de la mujer es diferente porque ser mujer y no ser hombre implica consecuencias económicas y sociales en el contexto actual en el que vivimos diferentes y aunque obviamente esto implicaría un medio ambiente diferente también para el hombre, quiero mostrar un pequeño punto de vista del medio ambiente para la mujer, no corresponde a la verdad absoluta y posiblemente no muchas mujeres se identifiquen,  pero me parece importante este espacio para expresar diferentes sentimientos y pensamientos sobre este tema provenientes de hombres y mujeres que viven cerca a mi entorno a los cuales he observado o con los que he conversado.

Ser mujer implica estar rodeada de un medio ambiente en el cual para la sociedad ser objeto de violencia verbal por desconocidos mientras uno camina por una calle o da un paseo es un acto normal y para algunos hasta jocoso, donde la responsabilidad de cuidarse para no quedar embarazada o de cuidar  a los hijos es responsabilidad de la mujer en su mayoría casi absoluta, donde decidir no tener hijos es un acto reprochado comparado incluso con el no reconocimiento como mujer,  pues parece para algunos que la maternidad es el único objetivo para el que existen las mujeres y no es que este demeritando esta maravillosa labor, es más creo que esto aplica la ya mencionada frase en el presente artículo “ la naturaleza es sabia”  y por algo las mujeres damos a luz  y no los hombres; aunque toda regla tiene su excepción los miles de casos de madres solteras y abuelas que han levantado hogares e hijos exitosos y felices reflejan la maravillosa labor como madres de las mujeres, lo digo porque ser mujer es más que ser un objeto para la reproducción y satisfacción de deseos sexuales, ser mujer está adherido a ser, a vivir, a sentir, a equivocarse a aprender, a reír, a llorar a luchar y a veces a enloquecer si también un poco. Es suficiente con las motivaciones, ocupaciones y preocupaciones que tenemos que vivir y afrontar, el apoyo social debería servir como soporte para sobrellevar las cargas rutinarias y no ser un generador social de peligros y riesgos para la mujer.


También el aspecto económico es otro factor existente en el medio ambiente que por ser mujer se torna diferente al del hombre y no lo digo por injusticias asociadas a cargos, en mi carrera profesional no he sido víctima de esto afortunadamente aunque varios estudios denuncian y soportan estas afirmaciones no me enfocaré en estas, lo digo por los cánones de belleza sobre cómo debe lucir una mujer establecidos por la sociedad que están asociados a inversiones en ropa, accesorios, tratamientos y demás que hacen que ser  una mujer “bella“ sea costoso y nuevamente aparece otro refrán “no hay mujer fea, hay mujeres sin plata” y no es que este mal hacer ejercicio y comer bien, está muy bien lucir bien y lo más importante es saludable! además respeto a esas mujeres que escogen ser modelos, presentadoras, ingenieras, actrices, científicas, escritoras y siempre lucen perfectas, las respeto porque considero que cada quien es libre de escoger porque ideologías vivir y morir y que estilo de vida adoptar,  me encantaría lucir  siempre perfecta, en fin concluyendo no me parece justo que ser mujer sea más costoso que ser hombre, así como no me parece justo que sea más peligroso existir en una sociedad siendo mujer que hombre.

Para finalizar creo que hombres y mujeres debemos trabajar en conjunto para llegar a la equidad donde el medio ambiente incluyendo aspectos sociales y económicos no sea diferente para ninguno sin importar su sexo o género, en el cual nos reconozcamos como seres humanos y que eso sea lo importante, que nos tratemos de forma humana, que copiemos los modelos de la naturaleza en los cuales la armonía y la conexión están siempre presentes en todos los ecosistemas.

El Medio Ambiente de la Mujer

October 30, 2018
Columna
por:
Foto de Esther Tuttle en Unsplash.

El medio ambiente que rodea a los seres humanos está conformado por diferentes aspectos sociales, económicos y ambientales propiamente dichos; en este último aspecto la naturaleza es equitativa y trata como iguales a hombres y mujeres, podemos aprovechar y gozar de los recursos naturales para satisfacer nuestras necesidades y recrearnos, el disfrute de los factores bióticos y abióticos que conforman el ecosistema que nos rodea es necesario para poder vivir, pero como dice el refrán “ la naturaleza es sabia” y  parece que más que los seres humanos y esta armonía que conecta y busca el buen vivir de todos en el universo no es puesta en práctica por nosotros, hombres y mujeres que en ocasiones nos comportamos de forma irracional e incoherente por ejemplo generando diferencias en aspectos económicos y sociales entre  hombres y mujeres ocasionando así que se pueda hablar del medio ambiente de la mujer.

El medio ambiente de la mujer es diferente porque ser mujer y no ser hombre implica consecuencias económicas y sociales en el contexto actual en el que vivimos diferentes y aunque obviamente esto implicaría un medio ambiente diferente también para el hombre, quiero mostrar un pequeño punto de vista del medio ambiente para la mujer, no corresponde a la verdad absoluta y posiblemente no muchas mujeres se identifiquen,  pero me parece importante este espacio para expresar diferentes sentimientos y pensamientos sobre este tema provenientes de hombres y mujeres que viven cerca a mi entorno a los cuales he observado o con los que he conversado.

Ser mujer implica estar rodeada de un medio ambiente en el cual para la sociedad ser objeto de violencia verbal por desconocidos mientras uno camina por una calle o da un paseo es un acto normal y para algunos hasta jocoso, donde la responsabilidad de cuidarse para no quedar embarazada o de cuidar  a los hijos es responsabilidad de la mujer en su mayoría casi absoluta, donde decidir no tener hijos es un acto reprochado comparado incluso con el no reconocimiento como mujer,  pues parece para algunos que la maternidad es el único objetivo para el que existen las mujeres y no es que este demeritando esta maravillosa labor, es más creo que esto aplica la ya mencionada frase en el presente artículo “ la naturaleza es sabia”  y por algo las mujeres damos a luz  y no los hombres; aunque toda regla tiene su excepción los miles de casos de madres solteras y abuelas que han levantado hogares e hijos exitosos y felices reflejan la maravillosa labor como madres de las mujeres, lo digo porque ser mujer es más que ser un objeto para la reproducción y satisfacción de deseos sexuales, ser mujer está adherido a ser, a vivir, a sentir, a equivocarse a aprender, a reír, a llorar a luchar y a veces a enloquecer si también un poco. Es suficiente con las motivaciones, ocupaciones y preocupaciones que tenemos que vivir y afrontar, el apoyo social debería servir como soporte para sobrellevar las cargas rutinarias y no ser un generador social de peligros y riesgos para la mujer.


También el aspecto económico es otro factor existente en el medio ambiente que por ser mujer se torna diferente al del hombre y no lo digo por injusticias asociadas a cargos, en mi carrera profesional no he sido víctima de esto afortunadamente aunque varios estudios denuncian y soportan estas afirmaciones no me enfocaré en estas, lo digo por los cánones de belleza sobre cómo debe lucir una mujer establecidos por la sociedad que están asociados a inversiones en ropa, accesorios, tratamientos y demás que hacen que ser  una mujer “bella“ sea costoso y nuevamente aparece otro refrán “no hay mujer fea, hay mujeres sin plata” y no es que este mal hacer ejercicio y comer bien, está muy bien lucir bien y lo más importante es saludable! además respeto a esas mujeres que escogen ser modelos, presentadoras, ingenieras, actrices, científicas, escritoras y siempre lucen perfectas, las respeto porque considero que cada quien es libre de escoger porque ideologías vivir y morir y que estilo de vida adoptar,  me encantaría lucir  siempre perfecta, en fin concluyendo no me parece justo que ser mujer sea más costoso que ser hombre, así como no me parece justo que sea más peligroso existir en una sociedad siendo mujer que hombre.

Para finalizar creo que hombres y mujeres debemos trabajar en conjunto para llegar a la equidad donde el medio ambiente incluyendo aspectos sociales y económicos no sea diferente para ninguno sin importar su sexo o género, en el cual nos reconozcamos como seres humanos y que eso sea lo importante, que nos tratemos de forma humana, que copiemos los modelos de la naturaleza en los cuales la armonía y la conexión están siempre presentes en todos los ecosistemas.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba