¿En qué Momento Dejó de Importarnos la Otra, para Solo Ser Yo?

April 1, 2020
Columna
por:
No items found.

Y cuando abrí los ojos ellas estaban ahí

8 de marzo de 2020, camino sobre la Avenida Adolfo López Mateos, escucho que algunas mujeres enuncian la importancia de la asistencia, pero también exponen que al Estado de México no lo toman como referente para iniciar una marcha, consideran que todo movimiento feminista está en la Ciudad de México. Hay madres acompañando a sus hijas y están emocionadas, gritan consignas: ¡Mi cuerpo es mío!, ¡solo mío!, ¡te dije que no!, ¡pendejo no! Al pasar por la notaría número 42 un grupo de chicas escribe sobre los muros frases como: Machete al machote, El patriarcado se va a caer; posteriormente rompen vidrios y puertas del inmueble. Además piden que los hombres salgan de la marcha, en específico a fotógrafos y periodistas masculinos porque se ha manifestado anteriormente que solo admiten mujeres periodistas y fotógrafas; pero aun así intentan entrar a un espacio donde no han sido invitados.

Hay una unión entre todas, tienen miedo porque un día antes algunos grupos de Facebook promocionaron el acto de rociar con ácido a mujeres, pero están aquí enunciando: ¡Ni una más!, ¡ni una asesinada más!, al lado de la avenida pasan automóviles que tocan el claxon en señal de apoyo, es decir también queremos que sean respetadas y las respeto. Otros tantos son policías que escoltan la marcha y sonríen, por ahí una mujer comenta: Como si salir a las calles fuera solo diversión

Nos acercamos al Palacio Municipal donde han comenzado a exponer los nombres de mujeres que han sufrido el feminicidio de un familiar. Cabe mencionar que la mayoría de los comercios están cerrados, dicen que tienen miedo a las feministas. 

Ahora Ciudad de México, estamos aquí frente al Monumento a la Revolución, inicia un caos porque hay demasiada gente, incluso familias completas iniciando desde la bisabuela o abuela, hasta la madre, la tía, la hija, la prima, la cuñada, la sobrina hasta el esposo o hijos. A propósito escucho que un hombre dice: No, hasta el final, cuando avancen me voy, pero otros tantos comentan que cuando haya oportunidad entrarán con las demás chicas

Voy detrás de un contingente, al fin llego a Paseo de la Reforma y hay un chico que sujeta de la mano a su novia, ambos han entrado a un grupo separatista, acto seguido comienzan a gritar que salga, pero no hace caso y una mujer le arroja pintura de color rojo sobre su gorra, al final desiste y sale; así inician los aplausos, opinan algunas mujeres que no es un espacio donde deberían estar los hombres, ya que no es un lugar donde se ha solicitado su presencia, sáquenlos, ¿por qué se atreven a venir? por lo tanto sacan a un camarógrafo.

Nos estamos acercando a Bellas Artes hay varias mujeres policías que están delante de unas vallas metálicas. Observo que está llorando una mujer policía, ésta sujeta la mano de otra compañera policía, al lado de la mujer están otras mujeres y gritan: ¡No violencia, no más violencia! Sí, tienen miedo, pero a la mayoría no les importa. Ella también es madre, también ha sido acosada, también es mujer, está ahí porque al igual que otras mujeres trabaja, no es justo agredirla. La mujer tiene pintura en su casco, en el uniforme, no compañera si hablamos de feminismo esto incluye respeto por las otras. 

Es importante hablar de feminismo y no agresión porque nos estamos manifestando, pero no compartimos los ideales de agredir a una persona, además ¿en qué momento dejó de importarnos la otra, para solo ser yo? Preguntó porque no solo vi a mujeres que siempre han asistido a las primeras marchas feministas, sino que vi a periodistas, actrices, comunicadoras y cantantes que nunca habían manifestado una postura a favor del movimiento feminista, lo cual es agradable, pero desagradable cuando lo único que hacen es tomar una figura como sujetas que utilizan al movimiento feminista para ser enunciadas o promocionadas dentro del ámbito artístico. 

Estado de México, Ciudad de México ambos espacios violentados, pero aun así ahí estaban la mayoría de las mujeres. ¿Qué nos queda hacer después de esto compañeras, compañeros? Considero que nos haces falta retomar y revalorar lo que estamos haciendo, es notable que estamos construyendo algo nuevo, pero no debemos olvidar nuestros enfoques, esto evidentemente incluye el respeto  entre nosotras y nosotros porque no podemos construir si vamos a derribar a personas que nos apoyan.


¿En qué Momento Dejó de Importarnos la Otra, para Solo Ser Yo?

Columna
por:
March 30, 2020
No items found.

Galería

No items found.

Y cuando abrí los ojos ellas estaban ahí

8 de marzo de 2020, camino sobre la Avenida Adolfo López Mateos, escucho que algunas mujeres enuncian la importancia de la asistencia, pero también exponen que al Estado de México no lo toman como referente para iniciar una marcha, consideran que todo movimiento feminista está en la Ciudad de México. Hay madres acompañando a sus hijas y están emocionadas, gritan consignas: ¡Mi cuerpo es mío!, ¡solo mío!, ¡te dije que no!, ¡pendejo no! Al pasar por la notaría número 42 un grupo de chicas escribe sobre los muros frases como: Machete al machote, El patriarcado se va a caer; posteriormente rompen vidrios y puertas del inmueble. Además piden que los hombres salgan de la marcha, en específico a fotógrafos y periodistas masculinos porque se ha manifestado anteriormente que solo admiten mujeres periodistas y fotógrafas; pero aun así intentan entrar a un espacio donde no han sido invitados.

Hay una unión entre todas, tienen miedo porque un día antes algunos grupos de Facebook promocionaron el acto de rociar con ácido a mujeres, pero están aquí enunciando: ¡Ni una más!, ¡ni una asesinada más!, al lado de la avenida pasan automóviles que tocan el claxon en señal de apoyo, es decir también queremos que sean respetadas y las respeto. Otros tantos son policías que escoltan la marcha y sonríen, por ahí una mujer comenta: Como si salir a las calles fuera solo diversión

Nos acercamos al Palacio Municipal donde han comenzado a exponer los nombres de mujeres que han sufrido el feminicidio de un familiar. Cabe mencionar que la mayoría de los comercios están cerrados, dicen que tienen miedo a las feministas. 

Ahora Ciudad de México, estamos aquí frente al Monumento a la Revolución, inicia un caos porque hay demasiada gente, incluso familias completas iniciando desde la bisabuela o abuela, hasta la madre, la tía, la hija, la prima, la cuñada, la sobrina hasta el esposo o hijos. A propósito escucho que un hombre dice: No, hasta el final, cuando avancen me voy, pero otros tantos comentan que cuando haya oportunidad entrarán con las demás chicas

Voy detrás de un contingente, al fin llego a Paseo de la Reforma y hay un chico que sujeta de la mano a su novia, ambos han entrado a un grupo separatista, acto seguido comienzan a gritar que salga, pero no hace caso y una mujer le arroja pintura de color rojo sobre su gorra, al final desiste y sale; así inician los aplausos, opinan algunas mujeres que no es un espacio donde deberían estar los hombres, ya que no es un lugar donde se ha solicitado su presencia, sáquenlos, ¿por qué se atreven a venir? por lo tanto sacan a un camarógrafo.

Nos estamos acercando a Bellas Artes hay varias mujeres policías que están delante de unas vallas metálicas. Observo que está llorando una mujer policía, ésta sujeta la mano de otra compañera policía, al lado de la mujer están otras mujeres y gritan: ¡No violencia, no más violencia! Sí, tienen miedo, pero a la mayoría no les importa. Ella también es madre, también ha sido acosada, también es mujer, está ahí porque al igual que otras mujeres trabaja, no es justo agredirla. La mujer tiene pintura en su casco, en el uniforme, no compañera si hablamos de feminismo esto incluye respeto por las otras. 

Es importante hablar de feminismo y no agresión porque nos estamos manifestando, pero no compartimos los ideales de agredir a una persona, además ¿en qué momento dejó de importarnos la otra, para solo ser yo? Preguntó porque no solo vi a mujeres que siempre han asistido a las primeras marchas feministas, sino que vi a periodistas, actrices, comunicadoras y cantantes que nunca habían manifestado una postura a favor del movimiento feminista, lo cual es agradable, pero desagradable cuando lo único que hacen es tomar una figura como sujetas que utilizan al movimiento feminista para ser enunciadas o promocionadas dentro del ámbito artístico. 

Estado de México, Ciudad de México ambos espacios violentados, pero aun así ahí estaban la mayoría de las mujeres. ¿Qué nos queda hacer después de esto compañeras, compañeros? Considero que nos haces falta retomar y revalorar lo que estamos haciendo, es notable que estamos construyendo algo nuevo, pero no debemos olvidar nuestros enfoques, esto evidentemente incluye el respeto  entre nosotras y nosotros porque no podemos construir si vamos a derribar a personas que nos apoyan.


Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba