Mujeres: Manos a La Obra en la Reactivación Económica Después de la Pandemia

April 30, 2020
Columna
por:
No items found.
Christina

Los efectos económicos de la pandemia se sienten y seguirán sintiendo en todos los países. Posiblemente, estaremos sumergidas en dificultades monetarias por mucho tiempo debido a la pausa en actividades laborales, lo cual, hasta ahora, se ha elegida como la única vía ar evitar una posible crisis sanitaria causada por el colapso de servicios de salud y un gran número de muertes producidas por el CVID19. Ha sido el consejo de algunos ´expertos´, quienes aseguran que es “conveniente desacelerar la actividad económica durante un trimestre, pues es fundamental preservar la salud pública y no preocuparse por el futuro de la economía” (América Digital, 24 de marzo 2020).


Sin embargo, parte de la estrategia para evitar un sufrimiento innecesariamente extendido podría ser empezar a planificar la reactivación de la economía, tanto a nivel nacional como individual. En este orden de ideas, vale la pena preguntarse, ¿cuál podría ser el rol femenino en la reactivación de la economía? Sin duda, uno muy importante, ya que, como se ha planteado en artículos anteriores, las mujeres somos piezas fundamentales en el funcionamiento económico de nuestras naciones, pues aportamos, entre muchas otras cosas:


Eficiencia: somos expertas en encontrar la manera más eficiente de llevar a cabo tareas. No en vano innumerables generaciones de mujeres en muchos hogares han encontrado la manera de lidiar con diversas necesidades de todos los miembros de la familia, la alimentación y las compras hogareñas, la educación de hijos y el equilibrio en general, sin dejar de tener tiempo para satisfacer sus propios gustos. Pero, ¿cómo logramos todo eso sin explotar? Alcanzando metas con rapidez y eficacia “resultado de factores como el compromiso, la coherencia entre lo que se dice y se hace, la confianza y el respeto, la empatía para liderar grupos de trabajo y la capacidad de trabajo” (Reina, María, citada en Dinero, 3 de febrero 2017). No se ha visto mayor prueba de eficiencia que una mujer ejerciendo su profesión exitosamente mientras cría a sus hijos, sin ningún tipo de apoyo económico, moral o sentimental. ¿Usted conoce casos así? Yo conozco muchos, mi madre, por ejemplo.


Resiliencia: una mujer es la representación viva de ese concepto. La adaptabilidad de las féminas se demuestra en cada contexto adverso en el que se ve involucrada. Las mujeres, desde siempre, hemos sido las ‘encargadas’ socialmente de mantener la fuerza positiva que acaba moviendo montañas o realizando hazañas para solucionar problemas agobiantes, tristemente creados por hombres generalmente. Es así como encontramos el dinero imposible para pagar deudas; fabricamos almuerzos deliciosos, aunque los ingredientes seas escasos; pensamos en actividades para divertir a la familia cuando no se tiene la posibilidad de encontrar esparcimiento externo; y tantas otras proezas que a diario hacen mi tía y todas las féminas a mi alrededor de manera natural, sin esfuerzo alguno, ya que la resiliencia forma parte de nuestro ser desde la infancia, confirmado con el hecho de que “las niñas tienden a contar con habilidades interpersonales y fortaleza interna” (López, Norma y Valdez, José, 2013),


Conexión: ¿usted ha visto la manera en la que las mujeres hacemos maravillas cuando se trata de contactar a alguien? No es posible esconderse de una chica, con o sin intensiones de hacerlo. Encontramos SIEMPRE la información o persona necesitada para resolver inquietudes o angustias, así esté del otro lado del planeta. Debido a que “los cerebros femeninos están diseñados para facilitar la comunicación entre los modos de procesamiento analítico e intuitivo” (Ragini, Verma, citada en El Español, 3 de diciembre 2013), sabemos exactamente a quién contactar y cómo hacerlo, aunque no haya medio directo aparente. Herramientas tecnológicas, sistema voz a voz, publicaciones en diarios o hasta grafitis son parte de las herramientas que podemos utilizar cuando se trata de conseguir unión con algo o alguien.


Creatividad: no hay nada imposible para una fémina, gracias a las habilidades mentales con las que proyectamos ideas basadas en los recursos disponibles. No hay como decirle a una mujer que ´no se puede hacer algo´ para que ella busque la manera de hacerlo por sus propios medios, inventando métodos y combinando materiales de maneras novedosas. Muchas veces, lo que para algunos hombres son retos inalcanzables por falta de recursos, para nosotras es una ventana hacia el mundo en el que todo es posible, con algo de creatividad. Por eso, en la actualidad, la vida académica se ha mantenido viva en lugares donde en internet ni se asoma, con maestras creativas que lo dan todo para que sus estudiantes aprovechen el tiempo de cuarentena, intentando evitar el riesgo de que “sus alumnos se dediquen a los trabajos del campo y deserten del colegio” (Taborda, Camila 7 de abril 2020).


Para reactivar los sistemas productivos del mundo será necesario unir el esfuerzo de todos: hombres, mujeres, niñ@s, ancian@s, educador@s, obrer@s, am@s de casa, conductor@s, médic@s… Porque cada persona, desde su individualidad, es una pieza fundamental en el desarrollo de la colectividad. Las mujeres tenemos capacidades inherentes a nuestra naturaleza que debemos enaltecer y poner al servicio de crecimiento de la sociedad, si es que queremos avanzar con paso firme hacia una economía fuerte post-cuarentena.


Referencias

América Digital (2020). Analistas en EE.UU afirman que la economía se recuperará tras pandemia

López, Norma y Valdez, José (2013). Resiliencia: Diferencias por Edad en Hombres y Mujeres Mexicanos

Reina, María (2017). Las ventajas competitivas de las mujeres en el mundo empresarial


Taborda, Camila (2020). No existe la educación virtual en la ruralidad colombiana

Mujeres: Manos a La Obra en la Reactivación Económica Después de la Pandemia

Columna
por:
April 30, 2020
No items found.

Galería

No items found.
Christina

Los efectos económicos de la pandemia se sienten y seguirán sintiendo en todos los países. Posiblemente, estaremos sumergidas en dificultades monetarias por mucho tiempo debido a la pausa en actividades laborales, lo cual, hasta ahora, se ha elegida como la única vía ar evitar una posible crisis sanitaria causada por el colapso de servicios de salud y un gran número de muertes producidas por el CVID19. Ha sido el consejo de algunos ´expertos´, quienes aseguran que es “conveniente desacelerar la actividad económica durante un trimestre, pues es fundamental preservar la salud pública y no preocuparse por el futuro de la economía” (América Digital, 24 de marzo 2020).


Sin embargo, parte de la estrategia para evitar un sufrimiento innecesariamente extendido podría ser empezar a planificar la reactivación de la economía, tanto a nivel nacional como individual. En este orden de ideas, vale la pena preguntarse, ¿cuál podría ser el rol femenino en la reactivación de la economía? Sin duda, uno muy importante, ya que, como se ha planteado en artículos anteriores, las mujeres somos piezas fundamentales en el funcionamiento económico de nuestras naciones, pues aportamos, entre muchas otras cosas:


Eficiencia: somos expertas en encontrar la manera más eficiente de llevar a cabo tareas. No en vano innumerables generaciones de mujeres en muchos hogares han encontrado la manera de lidiar con diversas necesidades de todos los miembros de la familia, la alimentación y las compras hogareñas, la educación de hijos y el equilibrio en general, sin dejar de tener tiempo para satisfacer sus propios gustos. Pero, ¿cómo logramos todo eso sin explotar? Alcanzando metas con rapidez y eficacia “resultado de factores como el compromiso, la coherencia entre lo que se dice y se hace, la confianza y el respeto, la empatía para liderar grupos de trabajo y la capacidad de trabajo” (Reina, María, citada en Dinero, 3 de febrero 2017). No se ha visto mayor prueba de eficiencia que una mujer ejerciendo su profesión exitosamente mientras cría a sus hijos, sin ningún tipo de apoyo económico, moral o sentimental. ¿Usted conoce casos así? Yo conozco muchos, mi madre, por ejemplo.


Resiliencia: una mujer es la representación viva de ese concepto. La adaptabilidad de las féminas se demuestra en cada contexto adverso en el que se ve involucrada. Las mujeres, desde siempre, hemos sido las ‘encargadas’ socialmente de mantener la fuerza positiva que acaba moviendo montañas o realizando hazañas para solucionar problemas agobiantes, tristemente creados por hombres generalmente. Es así como encontramos el dinero imposible para pagar deudas; fabricamos almuerzos deliciosos, aunque los ingredientes seas escasos; pensamos en actividades para divertir a la familia cuando no se tiene la posibilidad de encontrar esparcimiento externo; y tantas otras proezas que a diario hacen mi tía y todas las féminas a mi alrededor de manera natural, sin esfuerzo alguno, ya que la resiliencia forma parte de nuestro ser desde la infancia, confirmado con el hecho de que “las niñas tienden a contar con habilidades interpersonales y fortaleza interna” (López, Norma y Valdez, José, 2013),


Conexión: ¿usted ha visto la manera en la que las mujeres hacemos maravillas cuando se trata de contactar a alguien? No es posible esconderse de una chica, con o sin intensiones de hacerlo. Encontramos SIEMPRE la información o persona necesitada para resolver inquietudes o angustias, así esté del otro lado del planeta. Debido a que “los cerebros femeninos están diseñados para facilitar la comunicación entre los modos de procesamiento analítico e intuitivo” (Ragini, Verma, citada en El Español, 3 de diciembre 2013), sabemos exactamente a quién contactar y cómo hacerlo, aunque no haya medio directo aparente. Herramientas tecnológicas, sistema voz a voz, publicaciones en diarios o hasta grafitis son parte de las herramientas que podemos utilizar cuando se trata de conseguir unión con algo o alguien.


Creatividad: no hay nada imposible para una fémina, gracias a las habilidades mentales con las que proyectamos ideas basadas en los recursos disponibles. No hay como decirle a una mujer que ´no se puede hacer algo´ para que ella busque la manera de hacerlo por sus propios medios, inventando métodos y combinando materiales de maneras novedosas. Muchas veces, lo que para algunos hombres son retos inalcanzables por falta de recursos, para nosotras es una ventana hacia el mundo en el que todo es posible, con algo de creatividad. Por eso, en la actualidad, la vida académica se ha mantenido viva en lugares donde en internet ni se asoma, con maestras creativas que lo dan todo para que sus estudiantes aprovechen el tiempo de cuarentena, intentando evitar el riesgo de que “sus alumnos se dediquen a los trabajos del campo y deserten del colegio” (Taborda, Camila 7 de abril 2020).


Para reactivar los sistemas productivos del mundo será necesario unir el esfuerzo de todos: hombres, mujeres, niñ@s, ancian@s, educador@s, obrer@s, am@s de casa, conductor@s, médic@s… Porque cada persona, desde su individualidad, es una pieza fundamental en el desarrollo de la colectividad. Las mujeres tenemos capacidades inherentes a nuestra naturaleza que debemos enaltecer y poner al servicio de crecimiento de la sociedad, si es que queremos avanzar con paso firme hacia una economía fuerte post-cuarentena.


Referencias

América Digital (2020). Analistas en EE.UU afirman que la economía se recuperará tras pandemia

López, Norma y Valdez, José (2013). Resiliencia: Diferencias por Edad en Hombres y Mujeres Mexicanos

Reina, María (2017). Las ventajas competitivas de las mujeres en el mundo empresarial


Taborda, Camila (2020). No existe la educación virtual en la ruralidad colombiana

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba