País sin Memoria:  Las Madres de los “Falsos Positivos” Una Tragedia que NO se Puede Repetir

July 9, 2019
Columna
por:
No items found.
Cristian Newman en Unsplash

“La memoria de un país que entierra hijos inocentes

En nombre del Estado, es la memoria de la VERGÜENZA

La memoria de un Ejército autor de crímenes sistemáticos

Es la memoria de la INMORALIDAD de los gobernantes

La memoria de unas mujeres que lloran a sus hijos

Es la memoria de LA PERSECUCIÓN Y LA IMPUNIDAD

HAGAMOS MEMORIA: LA VERGÜENZA DEL PAÍS DE LOS “FALSOS POSITIVOS”

VERGÜENZA es lo único que se puede sentir en un país que enterró a miles de jóvenes inocentes y causó una herida de muerte en el alma de sus madres como consecuencia de una inadecuada política de Estado que llevó algunos miembros del Ejército Nacional a la comisión de ejecuciones extrajudiciales de civiles desarmados, humildes jóvenes que fueron presentados como falsas bajas de la fuerza pública. Las madres de los mal llamados “falsos positivos” son mujeres de escasos recursos económicos, en su mayoría cabeza de familia, a quienes les arrebataron sus hijos de forma violenta, ninguna madre está preparada para verlos morir.

VERGÜENZA en un país que no moviliza de manera efectiva su sistema de Verdad, Justicia y Reparación a favor de las madres de las víctimas de tan repudiables hechos. Hoy, casi diez años después, no hay avances significativos en la investigación; y como si fuera poco algunos de los indiciados han recibido ascensos en el gobierno Duque. Al respecto, Human Right Watch, alertó sobre los vínculos de la actual cúpula del Ejército con ejecuciones extrajudiciales. Más vergonzoso aún el ascenso del general Nicacio de Jesús Martínez Espinel como nuevo comandante del Ejército colombiano, a pesar de estar salpicado de falsos positivos y otras arbitrariedades.

VERGÜENZA en una sociedad que olvida con facilidad el dolor de miles de víctimas directas e indirectas de esta tragedia que amenaza con regresar bajo cuestionables directrices del Ejército Nacional, reveladas por The New York Times, según investigaciones de este diario darían cuenta de una política dirigida a incrementar los resultados en capturas y bajas de miembros de grupos armados organizados a cambio de una serie de gratificaciones, al igual que sucedió en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, periodo durante el cual se presentó el mayor número de ejecuciones extrajudiciales.

HAGAMOS MEMORIA: LA INMORALIDAD DE LOS GOBERNANTES

INMORALIDAD en las órdenes emitidas durante el gobierno de la “Inseguridad Democrática”, que tenían como finalidad aumentar los resultados del Ejército Nacional en la lucha contra la criminalidad pero que terminaron en asesinatos sistemáticos de miles de jóvenes vulnerables todavía al cuidado de sus madres, fueron engañados con falsas promesas de empleo que los llevaron a su desaparición y muerte.

INMORALIDAD en las alarmantes cifras de ejecuciones extrajudiciales ocurridas en el gobierno del Señor Uribe, que, aunque son difíciles de calcular, según informe de la Fiscalía presentado recientemente a la JEP, las víctimas estarían alrededor de 3.000. De acuerdo a este documento la mayor tasa de crímenes ocurrió entre los años 2006 y 2008 bajo el comando del General Mario Montoya actualmente investigado por la JEP por un centenar de ejecuciones extrajudiciales.

INMORALIDAD en los daños causados a la sociedad, las familias y en especial a las madres de las víctimas que no encuentran ninguna respuesta del gobierno de entonces ni del gobierno actual y que, además han tenido que vivir con el dolor de la impunidad y la ausencia de justicia.


Su única luz permanece en la JEP, que recientemente escuchó por primera vez la declaración del jefe paramilitar “Alias Chatarro” quien reveló las alianzas de las autodefensas con militares para asesinar civiles. Así mismo, recibió la declaración del más alto comandante militar hasta el momento, el coronel Gabriel Rincón quién señaló que la orden era presentar muertos en combate sin importar cómo, en sus palabras “litros de sangre”, realmente inmoral y escalofriante el relato de muerte.

INMORALIDAD en las últimas declaraciones del Ministro de Defensa Guillermo Botero sobre el caso de DIMAR TORRES, el ex integrante de las FARC reincorporado a la vida civil luego de participar de los acuerdos de la Habana, asesinado por unidades del Ejército Nacional. Según el ministro, el hombre falleció por “recibir un disparo accidental” luego de un forcejeo con un efectivo de las fuerzas militares, lo que fue desmentido por el Brigadier General Villegas, quién le pidió perdón a la comunidad por estos hechos. Se trató de un ataque inmoral a la PAZ y de un intento de falso positivo.

INMORALIDAD en las controversiales órdenes del Ejército Nacional que presuntamente reviven el tema de los falsos positivos en el gobierno actual, reveladas por The New York Times; por esta investigación el corresponsal del diario norteamericano para América Latina, Nicholas Casey abandonó el país por razones de seguridad, luego del desafortunado trino de la senadora del centro democrático, en donde señaló:

“Este es el periodista Nicholas Casey, que en 2016 estuvo de gira con las Farc en la Selva. ¿Cuánto le habrán pagado por este reportaje? ¿Y por el de ahora contra el Ejército de Colombia?” La representante acompañó la publicación con un trino “CaseyEsFakeNews”.

Trino Inmoral e irresponsable que no solamente ataca la libertad de expresión y la libertad de prensa, sino que pone en riesgo una vida. Además, los trinos han sido utilizados por algunos sectores para acallar a las madres de los “ falsos positivos” de forma indignante y como ellas mismas refieren desvergonzada. A pesar de estos ataques las madres NO CALLAN, mantienen su lucha.

HAGAMOS MEMORIA: LA PERSECUCIÓN Y LA IMPUNIDAD

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD la sufrida por las madres de los falsos positivos en su lucha por obtener Verdad, Justicia y Reparación. Mujeres ajenas a la violencia que durante la búsqueda desesperada de sus hijos no tenían conocimiento de lo que estaba pasando su descubrimiento fue una pesadilla orquestada por fuerzas de Estado.  Ver

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD la experimentada por colectivos de mujeres como las madres de Soacha, amenazadas por exigir Verdad y Justicia ante las entidades competentes. Mujeres como María Ubilerma Sanabria y más recientemente Alfamir Castillo Bermúdez recibieron amenazas directas contra sus vidas, en este último caso la lideresa sobrevivió a un atentado con disparos. Las madres llevan años clamando por justicia ante la incapacidad de los fiscales para vincular a los altos mandos militares. Más grave aún, estas mujeres han sido víctimas de todo tipo de persecuciones y estigmatizaciones.

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD dos palabras con las que viven a diario las madres de las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales, quienes a pesar de la esperanza latente en la Jurisdicción Especial para la Paz y de sus incansables y valientes luchas, no ven avances significativos en la investigación de estos crímenes ni en la sanción de los responsables. Los ataques a la JEP tienen el propósito de desviar la atención sobre las confesiones de militares y paramilitares en la comisión de estos hechos que seguramente involucran a políticos y reconocidos personajes públicos, se trata de un secreto a voces.

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD es la que viven las lideresas y líderes sociales que hoy corren el riesgo de convertirse en “falsos positivos” con rumores malintencionados que hacen parte de una oscura estrategia política para disfrazar la sistematicidad de estos delitos  a través de expresiones como: “ellos y ellas no son líderes o lideresas son criminales” “Son ex combatientes” “colaboran con la guerrilla”, todas afirmaciones indignantes que no sólo desconocen el valor de la VIDA, sino que normalizan aterradoramente la conducta.


La tragedia de las madres de “los falsos positivos”, no se puede repetir, hoy están peligrosamente dadas las condiciones para que estos abominables hechos se sigan presentando tanto por la responsabilidad del Estado y sus gobernantes como por la complicidad de la sociedad.  


¡NO MÁS MADRES QUE LLORAN A SUS HIJOS, NO MÁS ASESINATOS SISTEMÁTICOS, NO MÁS LITROS DE LLANTO, NI DE SANGRE, NO MÁS MEZQUINDAD SOCIAL!

País sin Memoria:  Las Madres de los “Falsos Positivos” Una Tragedia que NO se Puede Repetir

June 14, 2019
Columna
por:
No items found.

Galería

No items found.
Cristian Newman en Unsplash

“La memoria de un país que entierra hijos inocentes

En nombre del Estado, es la memoria de la VERGÜENZA

La memoria de un Ejército autor de crímenes sistemáticos

Es la memoria de la INMORALIDAD de los gobernantes

La memoria de unas mujeres que lloran a sus hijos

Es la memoria de LA PERSECUCIÓN Y LA IMPUNIDAD

HAGAMOS MEMORIA: LA VERGÜENZA DEL PAÍS DE LOS “FALSOS POSITIVOS”

VERGÜENZA es lo único que se puede sentir en un país que enterró a miles de jóvenes inocentes y causó una herida de muerte en el alma de sus madres como consecuencia de una inadecuada política de Estado que llevó algunos miembros del Ejército Nacional a la comisión de ejecuciones extrajudiciales de civiles desarmados, humildes jóvenes que fueron presentados como falsas bajas de la fuerza pública. Las madres de los mal llamados “falsos positivos” son mujeres de escasos recursos económicos, en su mayoría cabeza de familia, a quienes les arrebataron sus hijos de forma violenta, ninguna madre está preparada para verlos morir.

VERGÜENZA en un país que no moviliza de manera efectiva su sistema de Verdad, Justicia y Reparación a favor de las madres de las víctimas de tan repudiables hechos. Hoy, casi diez años después, no hay avances significativos en la investigación; y como si fuera poco algunos de los indiciados han recibido ascensos en el gobierno Duque. Al respecto, Human Right Watch, alertó sobre los vínculos de la actual cúpula del Ejército con ejecuciones extrajudiciales. Más vergonzoso aún el ascenso del general Nicacio de Jesús Martínez Espinel como nuevo comandante del Ejército colombiano, a pesar de estar salpicado de falsos positivos y otras arbitrariedades.

VERGÜENZA en una sociedad que olvida con facilidad el dolor de miles de víctimas directas e indirectas de esta tragedia que amenaza con regresar bajo cuestionables directrices del Ejército Nacional, reveladas por The New York Times, según investigaciones de este diario darían cuenta de una política dirigida a incrementar los resultados en capturas y bajas de miembros de grupos armados organizados a cambio de una serie de gratificaciones, al igual que sucedió en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, periodo durante el cual se presentó el mayor número de ejecuciones extrajudiciales.

HAGAMOS MEMORIA: LA INMORALIDAD DE LOS GOBERNANTES

INMORALIDAD en las órdenes emitidas durante el gobierno de la “Inseguridad Democrática”, que tenían como finalidad aumentar los resultados del Ejército Nacional en la lucha contra la criminalidad pero que terminaron en asesinatos sistemáticos de miles de jóvenes vulnerables todavía al cuidado de sus madres, fueron engañados con falsas promesas de empleo que los llevaron a su desaparición y muerte.

INMORALIDAD en las alarmantes cifras de ejecuciones extrajudiciales ocurridas en el gobierno del Señor Uribe, que, aunque son difíciles de calcular, según informe de la Fiscalía presentado recientemente a la JEP, las víctimas estarían alrededor de 3.000. De acuerdo a este documento la mayor tasa de crímenes ocurrió entre los años 2006 y 2008 bajo el comando del General Mario Montoya actualmente investigado por la JEP por un centenar de ejecuciones extrajudiciales.

INMORALIDAD en los daños causados a la sociedad, las familias y en especial a las madres de las víctimas que no encuentran ninguna respuesta del gobierno de entonces ni del gobierno actual y que, además han tenido que vivir con el dolor de la impunidad y la ausencia de justicia.


Su única luz permanece en la JEP, que recientemente escuchó por primera vez la declaración del jefe paramilitar “Alias Chatarro” quien reveló las alianzas de las autodefensas con militares para asesinar civiles. Así mismo, recibió la declaración del más alto comandante militar hasta el momento, el coronel Gabriel Rincón quién señaló que la orden era presentar muertos en combate sin importar cómo, en sus palabras “litros de sangre”, realmente inmoral y escalofriante el relato de muerte.

INMORALIDAD en las últimas declaraciones del Ministro de Defensa Guillermo Botero sobre el caso de DIMAR TORRES, el ex integrante de las FARC reincorporado a la vida civil luego de participar de los acuerdos de la Habana, asesinado por unidades del Ejército Nacional. Según el ministro, el hombre falleció por “recibir un disparo accidental” luego de un forcejeo con un efectivo de las fuerzas militares, lo que fue desmentido por el Brigadier General Villegas, quién le pidió perdón a la comunidad por estos hechos. Se trató de un ataque inmoral a la PAZ y de un intento de falso positivo.

INMORALIDAD en las controversiales órdenes del Ejército Nacional que presuntamente reviven el tema de los falsos positivos en el gobierno actual, reveladas por The New York Times; por esta investigación el corresponsal del diario norteamericano para América Latina, Nicholas Casey abandonó el país por razones de seguridad, luego del desafortunado trino de la senadora del centro democrático, en donde señaló:

“Este es el periodista Nicholas Casey, que en 2016 estuvo de gira con las Farc en la Selva. ¿Cuánto le habrán pagado por este reportaje? ¿Y por el de ahora contra el Ejército de Colombia?” La representante acompañó la publicación con un trino “CaseyEsFakeNews”.

Trino Inmoral e irresponsable que no solamente ataca la libertad de expresión y la libertad de prensa, sino que pone en riesgo una vida. Además, los trinos han sido utilizados por algunos sectores para acallar a las madres de los “ falsos positivos” de forma indignante y como ellas mismas refieren desvergonzada. A pesar de estos ataques las madres NO CALLAN, mantienen su lucha.

HAGAMOS MEMORIA: LA PERSECUCIÓN Y LA IMPUNIDAD

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD la sufrida por las madres de los falsos positivos en su lucha por obtener Verdad, Justicia y Reparación. Mujeres ajenas a la violencia que durante la búsqueda desesperada de sus hijos no tenían conocimiento de lo que estaba pasando su descubrimiento fue una pesadilla orquestada por fuerzas de Estado.  Ver

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD la experimentada por colectivos de mujeres como las madres de Soacha, amenazadas por exigir Verdad y Justicia ante las entidades competentes. Mujeres como María Ubilerma Sanabria y más recientemente Alfamir Castillo Bermúdez recibieron amenazas directas contra sus vidas, en este último caso la lideresa sobrevivió a un atentado con disparos. Las madres llevan años clamando por justicia ante la incapacidad de los fiscales para vincular a los altos mandos militares. Más grave aún, estas mujeres han sido víctimas de todo tipo de persecuciones y estigmatizaciones.

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD dos palabras con las que viven a diario las madres de las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales, quienes a pesar de la esperanza latente en la Jurisdicción Especial para la Paz y de sus incansables y valientes luchas, no ven avances significativos en la investigación de estos crímenes ni en la sanción de los responsables. Los ataques a la JEP tienen el propósito de desviar la atención sobre las confesiones de militares y paramilitares en la comisión de estos hechos que seguramente involucran a políticos y reconocidos personajes públicos, se trata de un secreto a voces.

PERSECUCIÓN E IMPUNIDAD es la que viven las lideresas y líderes sociales que hoy corren el riesgo de convertirse en “falsos positivos” con rumores malintencionados que hacen parte de una oscura estrategia política para disfrazar la sistematicidad de estos delitos  a través de expresiones como: “ellos y ellas no son líderes o lideresas son criminales” “Son ex combatientes” “colaboran con la guerrilla”, todas afirmaciones indignantes que no sólo desconocen el valor de la VIDA, sino que normalizan aterradoramente la conducta.


La tragedia de las madres de “los falsos positivos”, no se puede repetir, hoy están peligrosamente dadas las condiciones para que estos abominables hechos se sigan presentando tanto por la responsabilidad del Estado y sus gobernantes como por la complicidad de la sociedad.  


¡NO MÁS MADRES QUE LLORAN A SUS HIJOS, NO MÁS ASESINATOS SISTEMÁTICOS, NO MÁS LITROS DE LLANTO, NI DE SANGRE, NO MÁS MEZQUINDAD SOCIAL!

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba