No items found.
Dewang Gupta

En esta esquina una pareja hablando por celular, en la otra esquina una chica ignorando a su novio porque prefiere contestar un whatsapp, en la mesa de enfrente unos chicos en su primera cita que juegan candy crush. ¿Qué está sucediendo? ¿Acaso las nuevas tecnologías nos acercan a los más lejanos y nos aleja de los más cercanos?

Phubbing este nuevo fenómeno polémico que amenaza nuestras relaciones personales y por qué no decirlo, también relaciones sexuales; que muchos/as hemos hecho o nos lo han hecho y que no nos percatamos que las consecuencias que acarrea inclusive pueden llegar  a la cama.

Este anglicismo que une las palabras phone= teléfono y snubbing= rechazar, se refiere al acto de brindarle mayor importancia a los aparatos electrónicos (llámese tablets, smartphones, laps, etc.) que a la persona que tienes enfrente, a veces este rechazo no es intencional, ni siquiera con propósitos ocultos, negativos o inconscientes; en la mayoría de los casos puede que sea simplemente porque la persona tenga que entregar un reporte de trabajo, contestar a un jefe/a demandante o por aburrimiento; no es justificación, sólo es importante saber qué en la mayoría de los casos la persona no lo hace con la intención de herirnos, sin embargo sea la causa que sea, al final un repetido patrón de “Phubbing” termina lastimando las relaciones cercanas con nuestro seres queridos. 

En el ámbito sexual, el “Phubbing” se presenta antes, durante y después de cualquier acto sexual o intimo con la pareja, desde revisar un mensaje de texto cuando estás con la pareja en vez de escucharla, interrumpir un beso por una llamada, revisar el facebook antes de iniciar un coito o prender la televisión al terminar un orgasmo, en vez de abrazar y besar a la pareja.

Todas estas situaciones pueden acarrear diversos tipos de problemáticas tanto a corto como a largo plazo, como el decremento del interés en la pareja y en las relaciones sexuales, bajo deseo sexual, falta de lubricación en las mujeres y problemas de comunicación con la pareja, pues al estar uno o ambos miembros de la pareja más comprometidos con las nuevas tecnologías, dejan de lado su compromiso emocional, dejan de prestar atención en las necesidades, gustos, actividades, problemas e intereses de la pareja. 

En el ámbito de la salud mental el “Phubbing” puede generar trastornos del sueño y ansiedad, también afectar la memoria y la concentración, con respecto a los efectos físicos del uso excesivo de estos aparatos inteligentes son: adormecimientos, síndrome del túnel carpiano, mala postura, problemas neuronales, trastornos visuales y auditivos, dolores crónicos de cuello, espalda y manos. 

Lo primero para desprendernos de este terrible “hábito” es darnos cuenta de que estamos cometiendo, posteriormente reconocer en qué situaciones lo hacemos más frecuente y el motivo por el cual lo hacemos para poder combatirlo, también tratar a toda costa de no utilizar nuestros dispositivos inteligentes en momentos sociales, como cuando estemos con nuestras amistades o nuestra pareja; para brindarles nuestro respeto y atención total.

Así mismo si descubrimos que lo nuestro ya es una adicción, es importante reconocer que no podemos solos/as y pedir ayuda a un/una especialista, para que el trabajo en conjunto ayude a aniquilar la adicción y desprendernos de los síntomas molestos y consecuencias del “Phubbing”.


Galería

No items found.
Dewang Gupta

En esta esquina una pareja hablando por celular, en la otra esquina una chica ignorando a su novio porque prefiere contestar un whatsapp, en la mesa de enfrente unos chicos en su primera cita que juegan candy crush. ¿Qué está sucediendo? ¿Acaso las nuevas tecnologías nos acercan a los más lejanos y nos aleja de los más cercanos?

Phubbing este nuevo fenómeno polémico que amenaza nuestras relaciones personales y por qué no decirlo, también relaciones sexuales; que muchos/as hemos hecho o nos lo han hecho y que no nos percatamos que las consecuencias que acarrea inclusive pueden llegar  a la cama.

Este anglicismo que une las palabras phone= teléfono y snubbing= rechazar, se refiere al acto de brindarle mayor importancia a los aparatos electrónicos (llámese tablets, smartphones, laps, etc.) que a la persona que tienes enfrente, a veces este rechazo no es intencional, ni siquiera con propósitos ocultos, negativos o inconscientes; en la mayoría de los casos puede que sea simplemente porque la persona tenga que entregar un reporte de trabajo, contestar a un jefe/a demandante o por aburrimiento; no es justificación, sólo es importante saber qué en la mayoría de los casos la persona no lo hace con la intención de herirnos, sin embargo sea la causa que sea, al final un repetido patrón de “Phubbing” termina lastimando las relaciones cercanas con nuestro seres queridos. 

En el ámbito sexual, el “Phubbing” se presenta antes, durante y después de cualquier acto sexual o intimo con la pareja, desde revisar un mensaje de texto cuando estás con la pareja en vez de escucharla, interrumpir un beso por una llamada, revisar el facebook antes de iniciar un coito o prender la televisión al terminar un orgasmo, en vez de abrazar y besar a la pareja.

Todas estas situaciones pueden acarrear diversos tipos de problemáticas tanto a corto como a largo plazo, como el decremento del interés en la pareja y en las relaciones sexuales, bajo deseo sexual, falta de lubricación en las mujeres y problemas de comunicación con la pareja, pues al estar uno o ambos miembros de la pareja más comprometidos con las nuevas tecnologías, dejan de lado su compromiso emocional, dejan de prestar atención en las necesidades, gustos, actividades, problemas e intereses de la pareja. 

En el ámbito de la salud mental el “Phubbing” puede generar trastornos del sueño y ansiedad, también afectar la memoria y la concentración, con respecto a los efectos físicos del uso excesivo de estos aparatos inteligentes son: adormecimientos, síndrome del túnel carpiano, mala postura, problemas neuronales, trastornos visuales y auditivos, dolores crónicos de cuello, espalda y manos. 

Lo primero para desprendernos de este terrible “hábito” es darnos cuenta de que estamos cometiendo, posteriormente reconocer en qué situaciones lo hacemos más frecuente y el motivo por el cual lo hacemos para poder combatirlo, también tratar a toda costa de no utilizar nuestros dispositivos inteligentes en momentos sociales, como cuando estemos con nuestras amistades o nuestra pareja; para brindarles nuestro respeto y atención total.

Así mismo si descubrimos que lo nuestro ya es una adicción, es importante reconocer que no podemos solos/as y pedir ayuda a un/una especialista, para que el trabajo en conjunto ayude a aniquilar la adicción y desprendernos de los síntomas molestos y consecuencias del “Phubbing”.


Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2020 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba