Foto Luis Galvez en Unsplash

"Y, Decime, ¿Qué Se Siente Ser Abusada?"1

“... Estoy buscando, estoy buscando. Intento comprender. Intento dar a alguien lo que he vivido y no sé a quién, pero no quiero quedarme con lo que he vivido. No sé qué hacer con ello, tengo miedo de esa desorganización profunda.”


Hace unos años leí este fragmento. Siempre lo recordé por el impacto que produjo en mí en ese momento. De alguna manera, me identifiqué con lo que decía la autora.  Leer el libro protagonista del presente artículo, me produjo la misma sensación.


“Por qué volvías cada verano” es el nombre del primer libro de Belén López Peiró (ver). La pieza no puede encasillarse en ningún formato literario tradicional. Es una conjunción de no-ficción, autobiografía, denuncia y manifiesto político. Un libro tan potente y desgarrador de leer como necesario, para la autora y para quienes lo leímos.


El transcurrir de sus páginas no es lineal. Hay una desorganización hermosamente construida que nos muestra su reconstrucción como mujer, a partir de un hecho que marcó su vida: el abuso por parte de un tío poderoso en un pueblito de Buenos Aires, lugar al que la autora iba cada verano a pasar sus vacaciones. Ese relato se va construyendo a partir de diferentes voces que fueron pasando por esta historia: su madre, su tía, su tío abusador, su abogado...


… La desorganización que precede a una reconstrucción…


“Pues en mí misma he visto cómo es el infierno.”

La narración se entrevera con las distintas partes de la causa judicial que Belén tuvo el coraje y la fortaleza de comenzar, para manifestarle al mundo (e incluso a su familia, que en muchas ocasiones le dio la espalda) lo que le había pasado. Leer partes de la causa judicial nos abre un doble panorama desolador: las mujeres, niñas y adolescentes que fueron víctimas de abusos sexuales sufren por partida doble. Por un lado, por la perversión del patriarcado que las destruyó, y por el otro, un sistema judicial que replica los mismos estereotipos estigmatizantes que en lugar de acompañar e intentar mitigar el dolor, las vuelve a colocar en el lugar que ellas no eligieron: víctimas. El título de este artículo es una de las preguntas que le hizo personal de la Fiscalía donde tramitaba su causa, y es un ejemplo de ello. Cuando los que tienen que cuidar o investigar un hecho se convierten en cómplices (por acción u omisión).

“Lo que aún me asustaba era que hasta el mismo horror no punible iba a ser generosamente reabsorbido por el abismo del tiempo interminable, por el abismo de las alturas interminables, (...): absorbido por el seno de una indiferencia. Tan distinta de la indiferencia humana. Pues aquella era una indiferencia-interesada, una indiferencia que se cumple. Era una indiferencia extremadamente enérgica. Y todo en silencio, en aquel infierno mío”.

El infierno por el que pasaron y pasan muchas mujeres.

El testimonio de Belén, abrió camino a muchas mujeres de Argentina para animarse a denunciar. Les (nos) dio fortaleza, incluso a las que no pasamos por ese calvario, pero vivimos en este mundo machista que nos destruye.

El testimonio de una de esas mujeres originó el Movimiento del #MeToo argentino, llamado #MiraComoNosPonemos, a partir de la denuncia pública realizada por la actriz argentina Thelma Fardín (ver) con el acompañamiento del colectivo de Actrices Argentinas (ver). Thelma, hizo pública su denuncia de violación contra el actor argentino Juan Darthés, con quien compartió elenco en una novela argentina durante el 2009. Se puede ver el video de su denuncia pública aquí (a partir del minuto 11). En varias entrevistas que le hicieron a Thelma, relató que el libro “Por qué volvías…” significó de gran ayuda para animarse a denunciar (ver), dada la potencia de su texto:

“No sé cómo ni cuándo, pero pude cortar. Cortar con todo eso que como una ola inmensa y brava, me arrastraba hacia sus adentros pero nunca me devolvía. No existía una orilla. Se llevaba mi cuerpo, lo daba vueltas, lo despedazaba. Y no podía parar. No podía decir no. Mucho menos cuando no veía la ola. Cuando el peligro o, mejor dicho, el maltrato, era la única realidad que conocía. Sólo cuando caí en la cuenta de que era eso o mi vida, corté. Y corté por eso: todo lo que perdí se volvió mi escudo.”

A partir del infierno que también le tocó vivir a Thelma, es que pudo escribir su primer libro “El arte de no callar. Autobiografía entre el silencio y la impunidad”, que fue presentado el 1 de Mayo en la Feria del Libro en Buenos Aires (ver).

Cuando decimos que la Revolución es Feminista, en gran parte es porque las mujeres nos estamos animando a hablar, a no callar más, a reconstruirnos a partir de las cosas hermosas que tenemos para dar. En el caso de Belén, Thelma y de muchas de nosotras, es a partir de la palabra:

“Así que no te calientes, que su hombría se derrumba cada vez que sentás el culo y escribís. Deshacelo con palabras, acabalo en un punto y garchátelo entre comas. Así sin más. Sin más pena, sin más dolor, sin más de vos”

Fuente Imagen

____________________________________

REFERENCIAS

1. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 124

2. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 11.

3. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018).

4. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 106

5. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 107

6. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 112

7. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 117.

Foto Luis Galvez en Unsplash

"Y, Decime, ¿Qué Se Siente Ser Abusada?"1

“... Estoy buscando, estoy buscando. Intento comprender. Intento dar a alguien lo que he vivido y no sé a quién, pero no quiero quedarme con lo que he vivido. No sé qué hacer con ello, tengo miedo de esa desorganización profunda.”


Hace unos años leí este fragmento. Siempre lo recordé por el impacto que produjo en mí en ese momento. De alguna manera, me identifiqué con lo que decía la autora.  Leer el libro protagonista del presente artículo, me produjo la misma sensación.


“Por qué volvías cada verano” es el nombre del primer libro de Belén López Peiró (ver). La pieza no puede encasillarse en ningún formato literario tradicional. Es una conjunción de no-ficción, autobiografía, denuncia y manifiesto político. Un libro tan potente y desgarrador de leer como necesario, para la autora y para quienes lo leímos.


El transcurrir de sus páginas no es lineal. Hay una desorganización hermosamente construida que nos muestra su reconstrucción como mujer, a partir de un hecho que marcó su vida: el abuso por parte de un tío poderoso en un pueblito de Buenos Aires, lugar al que la autora iba cada verano a pasar sus vacaciones. Ese relato se va construyendo a partir de diferentes voces que fueron pasando por esta historia: su madre, su tía, su tío abusador, su abogado...


… La desorganización que precede a una reconstrucción…


“Pues en mí misma he visto cómo es el infierno.”

La narración se entrevera con las distintas partes de la causa judicial que Belén tuvo el coraje y la fortaleza de comenzar, para manifestarle al mundo (e incluso a su familia, que en muchas ocasiones le dio la espalda) lo que le había pasado. Leer partes de la causa judicial nos abre un doble panorama desolador: las mujeres, niñas y adolescentes que fueron víctimas de abusos sexuales sufren por partida doble. Por un lado, por la perversión del patriarcado que las destruyó, y por el otro, un sistema judicial que replica los mismos estereotipos estigmatizantes que en lugar de acompañar e intentar mitigar el dolor, las vuelve a colocar en el lugar que ellas no eligieron: víctimas. El título de este artículo es una de las preguntas que le hizo personal de la Fiscalía donde tramitaba su causa, y es un ejemplo de ello. Cuando los que tienen que cuidar o investigar un hecho se convierten en cómplices (por acción u omisión).

“Lo que aún me asustaba era que hasta el mismo horror no punible iba a ser generosamente reabsorbido por el abismo del tiempo interminable, por el abismo de las alturas interminables, (...): absorbido por el seno de una indiferencia. Tan distinta de la indiferencia humana. Pues aquella era una indiferencia-interesada, una indiferencia que se cumple. Era una indiferencia extremadamente enérgica. Y todo en silencio, en aquel infierno mío”.

El infierno por el que pasaron y pasan muchas mujeres.

El testimonio de Belén, abrió camino a muchas mujeres de Argentina para animarse a denunciar. Les (nos) dio fortaleza, incluso a las que no pasamos por ese calvario, pero vivimos en este mundo machista que nos destruye.

El testimonio de una de esas mujeres originó el Movimiento del #MeToo argentino, llamado #MiraComoNosPonemos, a partir de la denuncia pública realizada por la actriz argentina Thelma Fardín (ver) con el acompañamiento del colectivo de Actrices Argentinas (ver). Thelma, hizo pública su denuncia de violación contra el actor argentino Juan Darthés, con quien compartió elenco en una novela argentina durante el 2009. Se puede ver el video de su denuncia pública aquí (a partir del minuto 11). En varias entrevistas que le hicieron a Thelma, relató que el libro “Por qué volvías…” significó de gran ayuda para animarse a denunciar (ver), dada la potencia de su texto:

“No sé cómo ni cuándo, pero pude cortar. Cortar con todo eso que como una ola inmensa y brava, me arrastraba hacia sus adentros pero nunca me devolvía. No existía una orilla. Se llevaba mi cuerpo, lo daba vueltas, lo despedazaba. Y no podía parar. No podía decir no. Mucho menos cuando no veía la ola. Cuando el peligro o, mejor dicho, el maltrato, era la única realidad que conocía. Sólo cuando caí en la cuenta de que era eso o mi vida, corté. Y corté por eso: todo lo que perdí se volvió mi escudo.”

A partir del infierno que también le tocó vivir a Thelma, es que pudo escribir su primer libro “El arte de no callar. Autobiografía entre el silencio y la impunidad”, que fue presentado el 1 de Mayo en la Feria del Libro en Buenos Aires (ver).

Cuando decimos que la Revolución es Feminista, en gran parte es porque las mujeres nos estamos animando a hablar, a no callar más, a reconstruirnos a partir de las cosas hermosas que tenemos para dar. En el caso de Belén, Thelma y de muchas de nosotras, es a partir de la palabra:

“Así que no te calientes, que su hombría se derrumba cada vez que sentás el culo y escribís. Deshacelo con palabras, acabalo en un punto y garchátelo entre comas. Así sin más. Sin más pena, sin más dolor, sin más de vos”

Fuente Imagen

____________________________________

REFERENCIAS

1. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 124

2. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 11.

3. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018).

4. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 106

5. LISPECTOR, Clarice. “La pasión según G.H.” Editorial Muchnik Editores S.A. Barcelona. (2001). Pág. 107

6. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 112

7. LÓPEZ PEIRÓ, Belén. “Por qué volvías cada verano” Editorial Madreselva. Buenos Aires. (2018). Pág. 117.

Prohibida su reproducción parcial o total, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su autor y Revista Level.

COPYRIGHT © 2019 RevistaLevel.com.co

Lo mejor de Revista Level enviado a tu email

Inscríbete para obtener los mejores contenidos sobre género, feminismo y comunidad LGBT

¡Gracias por inscribirte!

Te enviaremos a tu correo
nuestras publicaciones.

¡Ups! Algo salió mal, intenta de nuevo.

Al inscribirte a este correo electrónico, aceptas recibir noticias, ofertas e información de Revista Level Human Rights. Haz clic aquí para visitar nuestra Política de Datos. En cada correo electrónico se proporcionan enlaces para cancelar tu suscripción.

Arriba